Rey de oceano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1974 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era una vez un reino llamado Océano, estaba en una gran isla rodeada de un mar casi
Inexplicable, su belleza era inigualable, los delfines danzaban por la mañana y por la tarde
Los bancos de peces saltaban formando pequeños arco iris.
En sus bosques las hadas iluminaban sus senderos llenando de magia todo lo que a su
Paso estuviera. Océano estaba gobernado por un rey cuya bondad, sabiduría,dedicación y
Amor era infinito.
La gente de su reino vivía muy feliz, excepto una sola persona, el hijo del rey, aunque el rey
Y su pueblo le daba todo para que sea feliz, el príncipe no lo era. Se decía que se lo veía
Caminar todas las mañanas por las playas y se sentaba en la costa a admirar aquellos
Delfines y su hermoso mar, nunca se desprendía una sonrisa en su rostro, en sus ojos seVeía su tristeza, en sus gestos se reflejaba su dolor.
Una mañana en medio del mar el príncipe vio una embarcación que se acercaba,
Lentamente se divisaba como crecía en el horizonte. Pronto corrió a avisar a su padre de lo
Que pasaba.
El pueblo, el rey y el príncipe se dirigieron hacia la costa para recibir a esta embarcación.
Pronto ancló en su costa y un bote que a la lejanía era abordado, sedirigió velozmente
Hacia la costa. Todos estaban ansiosos de curiosidad, en ese momento los ojos del príncipe
Cambiaron brutalmente, tomaron un brillo hermoso.
Había visto a una dama en medio de los demás tripulantes en ese bote, era una mujer
Verdaderamente hermosa, sus ojos eran como dos esmeraldas, sus cabellos suaves al
Viento le hicieron sentir al príncipe una sensación casiinexplicable, una sensación que
Jamás había sentido.
Pronto recibieron a los extranjeros, estaban de paso en busca de provisiones, ya que tenían
Un muy largo viaje a un continente, cual su nombre jamás recordaría. Los extranjeros se
Hospedaron en el castillo, la alegría del príncipe pronto se reconoció entre los sirvientes y el
Rey pronto organizó una fiesta muy especial y se lo comunicó a su hijo. Talvez esa fiesta
Sería la más grande que se organizara en su reino. Esa noche todos los habitantes de Oce-
ano se acercaron, estaban todos invitados, las hadas salieron de sus bosques para ver la
Gran ocasión, las estrellas brillaban como nunca, la luna daba su hermoso esplendor sobre
Las colinas de aquel castillo, en sus jardines las luciérnagas no dejaban de resplandecer.
Llegó el momento delgran banquete, ahí estaba el príncipe con su traje real cuyos bordados
Estaban hechos de oro y plata. La dama vestía con un hermoso vestido bordado con perlas.
Dicen que el príncipe y la dama no quisieron comer nada, solo estaban observándose y
Llegó la hora del baile real.
El príncipe se acercó suavemente y galantemente invito a la dama a bailar, ella aceptó ya
Que estaba más impaciente queaquel príncipe. Bailaron toda la noche, en momentos
Parecían que ellos estaban solos y sus corazones latían juntos, solo la dama y el príncipe
Unidos en aquel baile. Salieron al patio real y en medio de aquella noche inolvidable sus
Miradas se cruzaron y existió solo ese momento, los corazones se pararon, en su mirada
Sus almas se unieron, y de los labios de aquella dama salieron las palabrasmás dulces que
Nunca el príncipe había escuchado, las hadas que presenciaron el momento supieron que
Aquellas palabras eran un poema, el príncipe sintió un calor gigante como una llama en su
Corazón y la abrazó fuertemente y la besó, sus almas brillaban más que nunca.
Había nacido el amor. Al amanecer seguían juntos no podían separarse, el príncipe le
Mostraba la belleza de su reino, pero apesar de todo, él sabía que ella debía partir junto con
Aquellos extranjeros. Llegó el momento de la partida, él no quería dejar a su amada, aunque
Le dejo libre su camino, pocas fueron sus palabras, solo dijo que la amaba y cuando el
Príncipe cerró sus ojos, se escuchó una voz dulce que le decía:
- : ¡Me quedaré por siempre, quisiera vivir a tu lado toda mi vida!-. El príncipe sintió el...
tracking img