Reyesmagos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Reyes Magos son verdad.
- ¿Papa? 
 - Sí, hijo, cuéntame.
- Oye, quiero... que me digas la verdad. 
 - Claro, hijo. Siempre te la digo, respondió el padre un poco sorprendido. 
 - Es que...titubeó Ricardo
- Dime, hijo, dime. 
- Papá, ¿existen los Reyes Magos? 
 El padre de Ricardo se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver unrostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente. 
 - Los niños dicen que son los padres. ¿Es verdad? 
La nueva pregunta de Ricardo le obligó a volver la mirada hacia el niño y tragandosaliva le dijo: 
- ¿Y tú qué crees, hijo? 
 - Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como los niños dicen eso. 
 - Mira, hijo,efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero... 
- ¿Entonces es verdad?, cortó el niño con los ojos humedecidos. ¡Me habéis engañado! 
 - No, mira, nunca te hemos engañado porque losReyes Magos sí que existen, respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Ricardo. 
 - Entonces no lo entiendo. Papá. 
 - Siéntate, cariño, y escucha esta historia que te voy a contar porqueya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba
con la mano el asiento a su lado. 
 
Ricardo se sentó entre sus padres ansioso de escuchar cualquier cosa que lesacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos: 
- Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por unagran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo: - ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían. 
 - ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil...
tracking img