Riqueza de las naciones libro 3 capitulo 4

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1870 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO III

De la fundación y Progreso de las Ciudades después de la Ruina del Imperio Romano

Luego de la caída del Imperio Romano, los habitantes, que eran personas principalmente terratenientes de las antiguas repúblicas de Grecia e Italia, habitaron en fuertes castillos en el marco de sus propios estados y entre sus colonos y dependientes. Los tratantes y artesanos eran quienesprincipalmente habitaban la ciudad, los cuales, eran de condición servil o poco menos, acostumbraban a andar con sus mercancías de lugar en lugar y de feria en feria, por ende se les puede catalogar como gente muy pobre. En todos los países de Europa, se solían imponer tributos sobre las personas y bienes de los viajeros cuando estos atravesaban tierras de jurisdicción de los señores particulares, pasabanlos puentes, conducían de lugar a otro o de una feria a otra sus mercaderías y abrían tiendas para venderlas. Estos impuestos en Inglaterra se conocían con el nombre de Peaje, Pontazgo Tendaje.

En aquel tiempo ninguna protección era gratuita; contadas veces los soberanos y los señores otorgaban a ciertos negociantes que vivían en sus dominios, una franquicia general (francos) de todosaquellos tributos. Como reconocimiento a aquella gracia, se obligaban a pagar al señor una especie de capitación anual. En un principio tanto esta capitación, así como las excepciones concedidas en el pago de ciertos tributos, fueron únicamente personales, y sólo beneficiaban a determinadas personas, ya sea durante la vida de los mismos o al arbitro protector.

A pesar de esto, no se puede negar quelos habitantes de las ciudades llegaron al estado de libertad e independencia mucho antes que los moradores del campo. Algunos ciudadanos gozaban de crédito suficiente para ser admitidos como arrendatarios de tales rentas, comenzó a ser una cosa corriente dar e arrendamiento por cierto número de años. Estos arrendamientos fueron muy ventajosos para la economía de los soberanos de todos los países deEuropa, quienes acostumbraban a proceder de esta forma hasta con los mismos feudos y señoríos, dejándolos en poder de sus titulares que se obligaban, en común y particularmente, a garantizar el pago de la totalidad de las rentas. En recompensa de esta responsabilidad tan grande, los señores les concedían el privilegio de que cobrasen aquellos derechos por su cuenta, ingresándolos en el ErarioReal por sus propios bailíos, con lo cual se liberaban de la opresión de algunos funcionarios del Rey, privilegio al que se confería una importancia muy grande en aquellos tiempos.

En el transcurso del tiempo se adoptó el principio de la concesión a perpetuidad, mediante el pago de un canon, que no era susceptible de aumento. Por tal razón las franquicias dejaron de ser personales dejando deconsiderarse como privativas de ciertos individuos beneficiando a todos los habitantes de la ciudad, por cuya causa se denominaron villas Francas .

Dadas estas franquicias los habitantes participaron igualmente de todos los demás privilegios importantes concedidos a la ciudad. Asi mismo comenzaron a agruparse en comunidades o corporaciones, con el privilegio de poseer magistrados propios yconsejeros municipales, pudiendo elaborar las ordenanzas de su particular gobierno, levantar murallas para la defensa y reducir los habitantes a una especie de disciplina militar, obligándoles a vigilar las fortificaciones y defenderlas de todo ataque y sorpresa día y noche.

Los soberanos de todos los países de Europa consintieron en ceder, por una cuota fija, el ramo de rentas, sin nuevos gastos, niulterior atención; esto es dado a que en Europa existía nada más un soberano en condiciones de proteger toda la extensión contra el período de los magnates. Todos aquellos a quienes no alcanzaba la protección de la ley, ni eran, por otra parte, lo suficientemente poderosos para defenderse por su cuenta, tenían que recurrir a la protección de un gran señor, y para conseguirla, hacerse sus vasallos,...
tracking img