Rol del psicólogo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
Este informe se propone indagar la definición del rol del psicólogo, a partir de la creación de las carreras de psicología en las universidades nacionales, utilizando los aportes que a este asuntó realizo, principalmente, José Bleger en sus libros “Psicohigiene y Psicología Institucional” y “Psicología de la Conducta”. Y también revisar tanto aquellos que lo retoman, en especial lapsicóloga Juana Danis, su discípula; como aquellos que lo refutan o impugnan, y se le opusieron, enfrentándose fuertemente, como Roberto Harari.
En este recorrido se intentará definir lo más precisamente posible el campo de estudio y aplicación de la psicología para poder responder interrogantes tales como: el psicólogo, ¿debe prevenir o debe curar?, ¿debe hacer uso del psicoanálisis clínico uotra/s variante/s del mismo?, ¿puede el psicólogo trabajar autónomamente, es decir sin el aval de un médico, pero si de un título universitario?
Estas y otras cuestiones relacionadas con el quehacer del psicólogo, ¿cómo profesional de la salud?, procurarán ser desarrolladas a lo largo de este trabajo.














Rol profesional del psicólogo: ¿prevenir o curar?

1. Contextosocial de la situación de los psicólogos en los ’60:
El 6 de abril de 1955, se creó en la ciudad santafecina de Rosario, la primera carrera de psicología, aunque apenas unos meses más tarde, hubo un golpe de estado, que llevó al cierre de la misma.
Tras la caída del régimen peronista de gobierno, se produjo un rescate, una reivindicación, de las ciencias sociales; entre ellas la psicología quepasó a formar parte de muchos planes de estudio, junto con otras ciencias como la antropología y la sociología.
Como saldo de este fenómeno se puede destacar que cuatro años después de la creación de la primera carrera de psicología, en Argentina ya se habían creado otras cinco carreras de la misma disciplina en universidades públicas.
Por esos años se inició un fuerte debate acerca de lasincumbencias del psicólogo.
Las primeras promociones de psicólogos de la Argentina no podían utilizar el psicoanálisis como herramienta para la cura, porque tenían vedado el acceso a la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), única institución del país autorizada para la formación de psicoanalistas, en consonancia con lo dictaminado por la llamada “Ley Carrillo”, que solo permitía a los médicosdesarrollar prácticas psicoterapéuticas.
Otra ley a destacar en este asunto, es el Decreto-Ley 17.132, puesto en vigencia en el año 1967, durante el gobierno de facto del General Juan Carlos Onganía, que agregaba aún más limitaciones al ejercicio profesional del psicólogo, porque no sólo reafirmaba lo dispuesto por la “Ley Carrillo”, sino que también inhibía los desarrollos de los psicólogos enel campo de lo educacional, lo jurídico, lo laboral, y lo comunitario; autorizándolos únicamente a realizar psicodiagnósticos e investigaciones, bajo la tutela permanente de un médico psiquiatra.
Todas estas limitaciones y prohibiciones trajeron como consecuencia inmediata que en muchas oportunidades los psicólogos se desempeñaran en sus actividades a espaldas de lo dispuesto por eloficialismo de turno.
1. Bleger y su propuesta ¡¿salvadora?!:
En este marco, el tan mentado psiquiatra y psicoanalista,(devenido profesor e incluso psicólogo),José Bleger planteó que los psicólogos argentinos debían utilizar los conocimientos, (impartidos en las mismísimas universidades), acerca de psicoanálisis, no en el ámbito particular y personal, como parte de una terapia, lo cual pese aestar prohibido se llevaba a cabo de todos modos; sino que los flamantes egresados podrían aplicarlo tanto en el campo de la salud como de la enfermedad mental, realizando tareas de “Higiene Mental”.
Es en el campo de la Higiene Mental donde el sueño de un área de trabajo propia se vería realizado. Ya que se apartaría de la medicina, pero a su vez seguiría relacionada a ella; y además, por...
tracking img