Roma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (429 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Renacimiento en Francia
Los derechos de Francia a intervenir en los asuntos de Italia derivaban aún de la investidura del reino de Nápoles que dio el Papa en el siglo XII a Carlos de Anjou,hermano de San Luis. La rama napolitana de la casa de Anjou había reinado en Nápoles hasta mediados del siglo XV, en que el astuto rey de Aragón, Alfonso V el Magnánimo, había tratado de justificar lausurpación y conquista del suelo napolitano haciéndose declarar hijo adoptivo y heredero de la famosa reina Juana, último representante, completamente incapaz, de la dinastía angevina de Nápoles.
Elabuso y el atropello que para la casa de Francia representaba la con quista de Nápoles por Alfonso V movieron a Carlos VIII y a Luis XII a acudir a Italia para recobrar aquel reino, y además, el último,para hacer valer sus derechos sobre el ducado de Milán, que derivaban de la herencia de Valentina Visconti, madre de Luis XII.
Los dos primeros Valois, Francisco I y Enrique II, repitieron lasexpediciones a Italia con suerte variable en los hechos de armas, pero con grandes resultados para la cultura y el arte. Ya Carlos VIII en 1495, durante su primera incursión, había despachado a Francia, pormar, un grupo de artistas en número de veintidós, "para construir y trabajar a las órdenes del rey, según la moda de Italia". Se les instaló en el castillo de Amboise, proponiéndoles su reedificación.La colonia italiana de Amboise tenía por figura principal a un tal fray Giocondo de Verona, arquitecto de mérito, que había trabajado en Nápoles al servicio del rey aragonés y que Carlos VIIIcontrató para que fuera a Francia con el sueldo de 562 libras anuales. Los demás, a excepción de Doménico de Cortona, también arquitecto, parece que eran escultores y decoradores, y alguno de ellosexcelentes, como el escultor de Módena Guido Mazzoni, a quien Carlos VIII hizo caballero y le asignó un sueldo todavía mayor que el de fray Giocondo.

El Renacimiento se encontró con algunas dificultades...
tracking img