Rosas y romanticismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1261 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La primera literatura nacional
Estudiar la literatura romántica argentina tiene una significación especial, ya que, para muchos autores y críticos posteriores, se trata de la primera literatura genuinamente argentina, surgida precisamente en el momento en que, transcurridas algunas décadas desde la declaración de la independencia, el país comenzó a definirse como tal. En consecuencia, esimposible estudiar la literatura argentina de ese momento sin realizar, al mismo tiempo, un análisis del contexto histórico en el que tuvo lugar, ya que la principal intención de esa literatura fue expresar ese contexto.
Esteban Echeverría (1805-1851) y Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888) son autores inaugurales de la literatura argentina. El escritor y crítico Ricardo Piglia, en su libro LaArgentina en pedazos, señala que la narrativa argentina comienza, precisamente, con Echeverría y Sarmiento, y con sus obras El matadero y Facundo, las cuales cuentan una misma historia de violencia y luchas de poder desde perspectivas diferentes.
Ambos textos tratan el enfrentamiento entre “civilización y barbarie”, ambos denuncian y critican con igual pasión la situación sociopolítica de laépoca y proponen los cambios necesarios para la concreción del país que sueñan. Plantean, en definitiva, la causa de los males de la argentinidad y así están definiendo el “ser argentino” en sus dos versiones antagónicas: los que ejercen el poder y los sojuzgados, los que persiguen sólo intereses personales y los que luchan por altos ideales sociales, los que oprimen y los que defienden la libertad.Buenos Aires vs. las provincias
Entre 1820 y 1830, la Argentina estaba independizada, pero disgregada enfrentando estallidos de guerra civil. La inestabilidad política era el resultado de las posturas encontradas entre el interior y Buenos Aires y su permanente medición de fuerzas.
Las provincias, lideradas por caudillos que buscaban una organización federal de la Nación, se oponían a laspretensiones de Buenos Aires de ejercer un poder centralizado y hegemónico, basado en la supremacía económica estratégica que le daba el puerto. Esta etapa se caracterizó por la sucesión de períodos en los que existía un gobierno nacional y otros en los que las provincias se declaraban autónomas. Federales y unitarios chocaban, en congresos y batallas, tratando de imponer sus ideas acerca de ungobierno nacional unificado. Entre los primeros, se destacaron Juan Manuel de Rosas, hacendado bonaerense, y Facundo Quiroga, caudillo riojano que llegó a tener un poder militar y político muy importante en el interior.
En 1826, se promulgó una Constitución de marcado tinte unitario, fue rechazada por parte de las provincias. El país vivía una situación crítica por la imposibilidad de lograrla organización nacional y por los problemas económicos y de política exterior (la guerra con el Brasil por la Banda Oriental). El gobierno nacional no existía, y la capacidad para manejar las relaciones exteriores recayó en Buenos Aires, a cargo del federal Manuel Dorrego.
La guerra civil
La paz con el Brasil, firmada en 1828, originó un levantamiento unitario comandado por el general JuanLavalle, quien asesinó a Dorrego. Las provincias consideraron esta muerte una traición y decidieron enfrentarse al poder unitario. Así se inició la guerra civil. Lavalle se unió a José María Paz, quien luchaba contra los caudillos; mientras, en Buenos Aires, el poder de Rosas crecía y comenzaba el exilio de los unitarios.
En 1829, la Junta de Representantes eligió a Rosas gobernador de laprovincia y le dio facultades extraordinarias para enfrentar los conflictos internos. La escena política nuevamente planteaba un cambio: Buenos Aires, gobernada por un poderoso caudillo federal que contaba con el apoyo incondicional del campo; el interior, bajo el dominio unitario logrado con la campaña exitosa de Paz, quien había vencido a Juan Bautista Bustos y a Facundo Quiroga.
La Liga...
tracking img