Rousseau y la mujer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1873 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alicia Paramio Martínez
Grupo 35. CCPP y Derecho

ROUSSEAU, LA DEMOCRACIA RADICAL Y LA EXCLUSIÓN DE LAS MUJERES

Jean Jacques Rousseau (1712-1778) fue uno de los grandes ideólogos ilustrados que desarrolló su obra antes de la Revolución Francesa, influyendo decisivamente en las ideas de libertad eigualdad que predominaron durante ésta. También podemos encontrar elementos rousseaunianos en pensadores igualitaristas posteriores como Marx, en el sentido de que ambos pretenden que se llegue a una sociedad igualitaria, en la que se identifiquen gobernantes y gobernados.
Es el máximo exponente de la llamada democracia radical. Defiende un ideal de democracia directa basado en los modelos delas repúblicas antiguas, pero utiliza argumentos propios de la Ilustración. Es contrario a la democracia representativa por la que apuestan otros autores y se distancia de ellos en muchos de sus planteamientos. Hobbes, por ejemplo, sostiene que el hombre en el estado de naturaleza se encuentra en guerra continua contra el hombre, siendo todos enemigos y que, al entrar en la sociedad los hombrestienden hacia el progreso. Rousseau, por el contrario, piensa que los vicios como el egoísmo o la voluntad de dominación no proceden de de la naturaleza humana, sino que son efectos de la evolución social sobre la condición del hombre. “Los hombres en el estado de naturaleza fueron fundamentalmente iguales y vivieron vidas relativamente solitarias pero libres.” (El contrato social, cit. en Held,2006: 79).
No acepta la idea del progreso de la humanidad organizada en una sociedad. Argumenta que la evolución social está marcada por la aparición de dependencias mutuas y otros obstáculos para la libertad natural, que crean desigualdades y opresión. Debido a la aparición de estos obstáculos se hace necesario un contrato social que permita “encontrar una forma de asociación que defienda yproteja de toda fuerza común a la persona y los bienes de cada asociado, y por virtud de la cual cada uno, uniéndose a todos, no obedezca sino a si mismo y quede tan libre como antes” (ibid.).
Mediante este contrato el pueblo, instituido como soberano, se une formando un único cuerpo político y una única sociedad que se autogobierna a sí misma mediante la voluntad general. “En este tránsitoel hombre pierde su libertad natural y un derecho ilimitado a todo cuanto le tienta, pero gana la libertad civil y la propiedad de todo cuanto posee” (ibid.). Más adelante, en ese mismo texto, dice que no es cierto que mediante el contrato social los particulares renuncien a nada. Esto depende lógicamente de qué entendamos por particulares. Si las mujeres están incluidas en el término, no sepuede afirmar que ellas no renunciaran a nada con la instauración de la sociedad que concibe Rousseau, pero sobre esto volveré más adelante.
Es necesario un sometimiento total a la voluntad general por parte de los ciudadanos para que éstos alcancen la libertad civil, libertad que se centra en la vida pública y no atiende a la autonomía privada. Para Rousseau es fundamental distinguir entrevoluntad general y voluntad de todos. La primera es la suma de los juicios sobre el bien común, mientras que la segunda es una mera agregación de deseos individuales (ibid., pp. 72-73). Resalta la importancia de que no se formen facciones que defiendan sus intereses individuales y se distancien del bien común.
La voluntad general lógicamente no sería la misma si se incluyera en ella a la mitadde la población excluida, las mujeres, y evidentemente no se puede denominar facción a la mitad de la población; tampoco se puede decir que defienden exclusivamente intereses individuales.
Rousseau establece ciertas condiciones y requisitos para que pueda darse este tipo de sociedad democrática, que defienda “el bien mayor de todos” y, pese a todo, se muestra bastante pesimista...
tracking img