Ruben dario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1543 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
RUBEN DARIO

(1867-1916) Seudónimo del gran poeta nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento, nacido en Metapa y muerto en León. De niño y adolescente pasó ciertas dificultades económicas, pero su precocidad como escritor le permitió publicar desde muy joven, y después de pasar una etapa trabajando en la Biblioteca Nacional de Managua, viajó a El Salvador y luego a Chile.
Fue precisamente enSantiago donde Ruben Darío consolidó su cultura literaria, al estudiar a fondo las nuevas corrientes poéticas europeas. Tras publicar en 1887 tres libros de poemas, Abrojos, Canto épico a las glorias de Chile –libro de exaltación patriótica y enraizado en la poesía tradicional–, y Rimas -tributo a Bécquer-, al año siguiente apareció Azul, la obra que sentaría las bases del modernismo.
Reconocidocomo jefe de filas de este movimiento, consolidó su posición con Prosas profanas y otros poemas (1896-1901), Cantos de vida y esperanza (1905) y El canto errante (1907), tres libros con los cuales alcanzó su madurez lírica y que aparecieron articulados en un prólogo común que constituye la más clara exposición de su poética. Antes, en 1896, en Buenos Aires, donde dirigía junto a Ricardo Jaime Freyrela Revista de América, había publicado la colección de artículos titulada Los raros, dedicada a personajes literarios (en su mayoría franceses, aunque también se incluían otros como José Martí, Ibsen o Poe) que Darío consideraba próximos a la renovación literaria que llevaba a cabo.
En 1899 llegó a Barcelona, donde escribió sus primeras crónicas; posteriormente, en Madrid, tuvo ocasión defrecuentar a los componentes de la nueva generación de escritores españoles: Unamuno, Valle-Inclán, Machado, Azorín, Baroja, Juan Ramón Jiménez, etc. También en Madrid conoció a la que sería su esposa, Francisca Sánchez, con quien en 1907 tuvo su primer hijo, Rubén Darío Sánchez, nacido en París. Durante estos años fue cónsul de Nicaragua en París y luego en Madrid, pero en 1910 la revolución de Estradalo destituyó de todos sus cargos.
Colaboró entonces en revistas literarias y escribió el libro de versos Poema de otoño. A finales de 1912 se trasladó a Palma de Mallorca, donde escribió Canto a la Argentina y otros poemas y dos obras autobiográficas: La isla de oro (1913) y La vida de Rubén Darío escrita por él mismo (1914), donde relata los últimos años de su vida, cuando era ya un hombrealcoholizado y enfermo.
La obra poética de Rubén Darío
Inspirador y máximo representante del Modernismo, Rubén Darío destaca por la riqueza y musicalidad de su poesía y por las invenciones métricas que aportó a la lírica en lengua castellana, inspiradas en parte en Víctor Hugo. Darío fue el gran asimilador de corrientes y estilos, en especial del parnasianismo y del simbolismo franceses. Llevó acabo una renovación radical en los conceptos básicos de la poesía, ritmo desbordante, palabras sugestivas y eufónicas, metáforas deslumbrantes, formas métricas y combinaciones de versos insospechadas, colores y tonalidades que la poesía de entonces desconocía. Todo esto aparece de pronto con Rubén Darío. Así sus poemas se convierten en unas grandes sinfonías. Por lo que al contenido se refiere,hallamos constantemente el gusto por las situaciones convencionales, el fervor místico y la exaltación pagana, la gran visión histórica y la nota angustiosa y pesimista. El conjunto de tales innovaciones formales y de contenido es lo que ha recibido el nombre de Modernismo.
[pic]
Retrato de Rubén Darío a los 28 años
Todo esto quedó revelado ya en Azul..., que podemos considerar propiamente como suprimer libro, y llegó a su punto culminante en el segundo, Prosas profanas y otros poemas (1896), donde el dominio de los elementos eufónicos del verso de Rubén Darío llega a su máximo, así como también el gusto por lo exótico y convencional. Recordemos las composiciones: «Era un aire suave...», «Sonatina», «Blasón», «Bouquet», «El faisán», «Ite, missa est», «Sinfonía en gris mayor», «Responso»,...
tracking img