Sacerdote para siempre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 141 (35237 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
SACERDOTE PARA SIEMPRE
LIMA - PERÚ
SACERDOTE PARA SIEMPRE

Nihil Obstat

P. Ignacio Reinares

Vicario Provincial del Perú

Agustino Recoleto

Imprimatur

Mons. José Carmelo Martínez

Obispo de Cajamarca (Perú)

P. Ángel Peña O.A.R.

LIMA – PERÚ

2007


ÍNDICE GENERAL





INTRODUCCIÓN
La vocación sacerdotal. Ser sacerdote.

Sacerdote de Cristo y de la Iglesia.Dignidad del sacerdote. Padre de todos.

El celibato sacerdotal. Orar por las vocaciones. Juan Pablo II.

Maestro de oración. Compromiso total.

La misa. La vida del sacerdote.

María y el sacerdote. Fraternidad espiritual.

La bendición sacerdotal. Liberación. Curaciones. Oración por los difuntos.

Testimonios sacerdotales. Por qué me hice sacerdote.

Oración del laico.Testimonio. Sacerdote para siempre.

Oración del sacerdote.

CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFÍA

Nota.- Cat se refiere al Catecismo de la Iglesia católica; DM al libro de Juan Pablo II, Don y misterio.

SACERDOTE PARA SIEMPRE

INTRODUCCIÓN

En este libro queremos hablar de la grandeza del sacerdocio católico. Por supuesto que los sacerdotes son hombres, nacidos de familias comunes y corrientes,que tienen virtudes y defectos como todos los seres humanos. Pero Dios los ha escogido desde toda la eternidad para cumplir la misión de llevar su amor y su perdón a todos los hombres. Por ello, en su vida debe resplandecer el amor, deben ser padres ejemplares para sus fieles. Y deben estar bien preparados humana y espiritualmente para poder responder a todos los retos y preguntas que les hace elhombre de hoy.

Ser sacerdote en un mundo en continuo cambio, que todo lo relativiza y que parece ir hacia la total libertad de costumbres, ciertamente no es fácil. Muchos sacerdotes sufren la incomprensión y el rechazo de sus contemporáneos. Otros sufren de soledad en este mundo, en que queda poco espacio para Dios. Pero, si se mantienen fieles a su misión espiritual, y no dejan laoración ni la Eucaristía, podemos decir que podrán decir al final con alegría: Misión cumplida.

Hoy, cuando muchos medios de comunicación social pareciera que se regocijan, buscando y aireando casos de escándalos sacerdotales, sería bueno recordar que la mayoría de los sacerdotes de todos los tiempos han sido buenos seguidores de Cristo y han cumplido y cumplen fielmente su misión.Si no han faltado infieles a su vocación, tampoco han faltado nunca santos eminentes para gloria de Dios y de la humanidad entera.

Ojalá que este libro sea un estímulo para tantos jóvenes, que desean dar un sentido profundo a sus vidas, para que sigan este camino al que son llamados, sin temor. Vale la pena dar la vida por Cristo y por los demás y ser otro Cristo en la tierra,hasta sus últimas consecuencias.

Sacerdote, cada día tus manos son la cuna de Jesús; en tus manos Dios cambia la sustancia del pan y del vino en la carne y sangre de Jesús; por medio de tus manos da la absolución de los pecados. Tus manos liberan, sanan, bendicen y perdonan. No lo olvides nunca.


LA VOCACIÓN SACERDOTAL

Desde toda la eternidad Dios ha escogido a algunoshombres para que le sirvan de modo especial dentro de la Iglesia. Son escogidos personalmente. ¿Por qué a unos sí y otros no? Son los misterios de Dios, pues la elección es un don gratuito que nadie puede merecer. La vocación es como una revelación misteriosa de Dios a un hombre, para encomendarle una misión que supera con mucho sus fuerzas. Pero que él, contando con la gracia del mismo Dios, puedeaceptar y cumplir. Es como si Jesús le dijera a cada uno en particular, en lo más profundo de su alma: Sígueme. Algunos pueden dudar, quizás crean que su misión es otra; pero, si le piden su luz, Él nunca dejará de iluminarles el camino y hablarles interiormente con claridad.

Alguien ha dicho que la vocación al sacerdocio es como un poema de amor entre Dios y el hombre. Es una...
tracking img