Sacrificio en tlatelolco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1197 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
2 DE OCTUBRE DEL 68
“SACRIFICIO EN TLATELOLCO”
“NO ES CASUAL QUE LOS JOVENES MEXICANOS HAYAN CAIDO EN LA ANTIGUA PLAZA DE TLATELOLCO: AHÍ PRECISAMENTE SE ENCONTRABA EL ANTIGUO TEMPLO AZTECA DONDE SE HACIAN SACRIFICIOS HUMANOS… EL ASESINATO DE LOS ESTUDIANTES FUE UN SACRIFICIO RITUAL… SE TRATABADE ATERRORIZAR A LA POBLACIÓN, USANDO LOS MISMOS METODOS DE SACRIFICIOS HUMANOS DE LOS AZTECAS”“OCTAVIO PAZ”

Cuando llegaron a México las primeras noticias de la rebelión estudiantil en Europa y los Estados Unidos, miles de jóvenes mexicanos presintieron que se acercaba su hora. Identificados con la misma formación y aspiraciones, con la misma rebeldía juvenil, se dispusieron a ser protagonistas anónimos de una experiencia luminosa y terrible: el 68 mexicano.
Todo comenzó el 22 de julio conuna gresca entre dos grupos de estudiantes: los alumnos de las vocacionales 2 y 5 del IPN los de la preparatorio Isaac Ochoroterena de la UNAM. Al siguiente día, cuando parecía inminente un nuevo enfrentamiento, intervinieron los granaderos y se generalizo una batalla campal. El 26 de julio se realizaron dos manifestaciones paralelas: la de los estudiantes democráticos de filiación comunista queconmemoraban el asalto de Fidel Castro al cuartel Moncada, y la convocada por la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos , que protestaban contra los recientes abusos de la autoridad. Al intentar marcha r hacia el zócalo, los estudiantes fueron interceptados por los granaderos con lujo de violencia.
El presidente Díaz Ordaz se encontraba de gira cuando recibió una llamada exagerada de susecretario de gobernación Luis Echeverría, quien describió la inminencia de una hecatombe. El presidente lo dejo hacer. A raíz de la autorización presidencial, el ejército recibió la orden de tomar la preparatoria 1 ocupada por los estudiantes.
Para los mandos militares, el modo más fácil fue utilizar una bazuca para volar la vieja puerta de San Ildefonso, labrada en el siglo XVIII. El ejércitoingreso al plantel y a culatazos y golpes detuvo a varios estudiantes. Con la intervención de los militares y la dureza de la acción punitiva, el problema había dejado de ser local y policiaco para convertirse en un asunto de seguridad nacional.
Como forma de protesta, los estudiantes ocuparon varios de sus planteles decretando paros indefinidos. La Escuela Superior de Economía del Politécnico sedeclaró en huelga y un grito empezó a tomar fuerza: “!alto a la represión!” “! y castigo a los responsables!”. Los jóvenes incendiaron autobuses y la policía respondió con gases lacrimógenos.
El 13 de agosto, la capital de México presencio un espectáculo nunca visto: algo más de cien mil estudiantes marcharon del Casco de Santo Tomas al Zócalo. Ese día no hubo represión. Los gritos eran moderados:“México, Libertad” “Libros si, bayonetas no” “Al hombre no se le doma, se le educa”.
El 27 de agosto el movimiento estudiantil alcanzó su cenit y provoco el mismo, por sus excesos verbales, el principio del fin. Una imponente manifestación llego al Zócalo. El sentido de los gritos cambiaron radicalmente: “No queremos olimpiadas, queremos revolución” “No queremos el informe, queremos solo laverdad” “Sal al balcón chango hocicón”. Los discursos embistieron contra la tiranía, la dictadura y la injusticia, se exigió que el gobierno compadeciera ante su pueblo.
El día 13 de septiembre el CNH convoco a otra manifestación y organizo ceremonias para la ceremonia de la independencia el día 15 en ciudad universitaria y en el IPN. Aunque el día 13 el movimiento dio una nueva batalla cívica quepermanecería en el recuerdo de muchos: la llamada manifestación del silencio. “El silencio era más impresionante que la multitud” escribió Luis Gonzales de Alba. “Parecía que íbamos pisoteando toda la verborrea de los políticos, todos sus discursos, siempre los mismos, toda la demagogia, la retórica, el montonal de palabras que los hechos jamás respaldan, el chorro de mentiras lo íbamos...
tracking img