Sal de tu tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7803 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
 
 
Sal de tu tierra y ve a la que yo te mostraré (Gen. 12, 1-8)
¿A quién enviaré? ¿Quién irá por mí? (Is.  6, 1-8)
Antes de que fueras formado... (Jer. 1, 4-9)
Venid, os haré pescadores de hombres (Mt. 4, 18-23)
Hágase en mí según tu palabra (Lc. 1, 26-38)
Maestro, ¿dónde vives? Venid y veréis (Jn. 1, 35-43)
Señor, ¿qué quieres que haga?(Hech.22, 3-10)
La llamada en la pesca milagrosa,(Lc, 5, 1-11)
La vocación del jóven rico (Mc. 17-22)
La vocación de Felipe
La vocación de Simón
La vocación de Natanael
La vocación de Mateo
La vocación de Pablo
 
 
 

 
 
   

 
Sal de tu tierra y ve a la que yo te mostraré (Gen. 12, 1-8)
 
Yahveh dijo a Abram: «Vete de tu tierra, y de tu patria, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. De ti haré una nacióngrande y te bendeciré. Engrandeceré tu n
ombre; y sé tú una bendición. Bendeciré a quienes te bendigan y maldeciré a quienes te maldigan. Por ti se bendecirán todos los linajes de la tierra». Marchó, pues, Abram, como se lo había dicho Yahveh, y con él marchó Lot. Tenía Abram setenta y cinco años cuando salió de Jarán. Tomó Abram a Saray, su mujer, y a Lot, hijo de su hermano, con toda lahacienda que habían logrado, y el personal que habían adquirido en Jarán, y salieron para dirigirse a Canaán. Llegaron a Canaán, y Abram atravesó el país hasta el lugar sagrado de Siquem, hasta la encina de Moré. Por entonces estaban los cananeos en el país. Yahveh se apareció a Abram y le dijo: «A tu descendencia he de dar esta tierra. » Entonces él edificó allí un altar a Yahveh que se le habíaaparecido. De allí pasó a la montaña, al oriente de Betel, y desplegó su tienda, entre Betel al occidente y Ay al oriente. Allí edificó un altar a Yahveh e invocó su nombre.
 
¿A quién enviaré? ¿Quién irá por mí?  (Is. 6, 1-8)
El año de la muerte del rey Ozías vi al Señor sentado en un trono excelso y elevado, y sus haldas llenaban el templo. Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él; cadauno tenía seis alas: con un par se cubrían la faz, con otro par se cubrían los pies, y con el otro par aleteaban, y se gritaban el uno al otro: «Santo, santo, santo, Yahveh Sebaot: llena está toda la tierra de su gloria». Se conmovieron los quicios y los dinteles a la voz de los que clamaban, y la Casa se llenó de humo. Y dije: «¡Ay de mí, que estoy perdido, pues soy un hombre de labios impuros,y entre un pueblo de labios impuros habito: que al rey Yahveh Sebaot han visto mis ojos!». Entonces voló hacia mí uno de los serafines con una brasa en la mano, que con las tenazas había tomado de sobre el altar, y tocó mi boca y dijo: «He aquí que esto ha tocado tus labios: se ha retirado tu culpa, tu pecado está expiado». Y percibí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré? ¿y quién irá demi parte?». Dije: «Heme aquí: envíame».

 
 
Antes de que fueras formado en el seno materno, te conocía (Jer. 1, 4-9)
 
Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh en estos términos: Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía, y antes que nacieses, te tenía consagrado: yo profeta de las naciones te constituí. Yo dije: «¡Ah, Señor Yahveh! Mira que no sé expresarme, que soy unmuchacho». y me dijo Yahveh: No digas: «Soy un muchacho», pues adondequiera que yo te envíe irás, y todo lo que te mande dirás. No les tengas miedo, que contigo estoy yo para salvarte -oráculo de Yahveh-. Entonces alargó Yahveh su mano y tocó mi boca. Y me dijo Yahveh: Mira que he puesto mis palabras en tu boca.

 
 
Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres (Mt. 4, 18-23)
 Caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores y les dice: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres». Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron. Caminando adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo...
tracking img