Salvacion basica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8528 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Contenido
La cuestión mesiánica............ 2 La profecía de daniel 9 ......... 7 La descripción de Daniel de la era mesiánica ..............7 Los cálculos mesiánicos de Daniel ..............................13 La visión de Daniel del tiempo del fin ...............23 ¿Qué creemos? .....................30

uchos somos escépticos con respecto al uso de los números o estadísticas para demostrarun argumento. En demasiadas ocasiones se han combinado muy buenos números con malas presuposiciones para llegar a conclusiones engañosas. Pero cuando se manejan los cálculos con cuidado pueden ofrecer una importante ayuda para la resolución de cuestiones polémicas. No podemos permitirnos el lujo de desdeñar los números que tienen el potencial de resolver tales disputas. Los números desempeñan unpapel considerable en los antiguos escritos de Daniel. Muchos creen que él, en una importante predicción, nos enseñó a calcular el tiempo de la venida del Mesías. ¿Hizo él una predicción de esta naturaleza? Y si la hizo, ¿a qué conclusión podemos llegar? En las siguientes páginas, Herbert V. Lugt, examina la evidencia. Martin R. De Haan

LOS DOCUMENTOS DE DANIEL

M

título del original: TheDaniel Papers iSBn: 978-1-58424-271-0 Foto de cubierta: © RBC Ministries, terry Bidgood SpaniSh Las citas de las escrituras provienen de la Versión Reina-Valera © 1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. © 1997,2003,2007 RBC Ministries, Grand Rapids, Michigan, USA Printed in USA

LA CUESTIÓN MESIÁNICA

M

uchos judíos ortodoxos conservadores creen que las circunstancias están maduras parala venida del Mesías. Consideran el regreso de Israel a su tierra, después de más de 1.900 años de dispersión nacional, como de gran significación profética. Creen que el renacimiento en 1948 de la nación de Israel y las oleadas de inmigración procedentes de todas partes del mundo convergen con otros muchos factores para preparar el escenario para la predicha llegada de un libertador nacional.Ven la venida de este Mesías como buena no sólo para Israel, sino también para toda la tierra. Según el profeta Isaías, Él actuará de modo que las naciones «volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, 2

ni se adiestrarán más para la guerra» (Isaías 2:4). Muchos cristianos viven también con una expectativa intensificada de la venida delMesías. Contemplan los acontecimientos que tienen lugar en Israel como un probable cumplimiento de las profecías bíblicas y han producido una gran cantidad de libros en los que mantienen que nos encontramos ante una convergencia sin precedentes en la historia de los indicadores proféticos. Señalan que la creciente frecuencia de desastres naturales —inundaciones, tornados, huracanes, terremotos— formanparte del escenario de «los postreros días» descrito en el Nuevo Testamento. Las esperanzas mesiánicas son también alimentadas por el temor de que, antes que transcurra mucho tiempo, incluso organizaciones criminales como la Mafia

podrán obtener armas nucleares. El erudito académico francés Jacques Ellul, por ejemplo, ha dicho que, nos guste o no nos guste, habrá necesidad, dentro de no muchotiempo, de una dictadura mundial con un sistema centralizado de comercio para controlar las transacciones comerciales. Sin ello, habrá pronto armas nucleares en manos de criminales y de locos.

Los que esperan al Mesías saben que su venida estará precedida por un tiempo de angustia sin igual.
Es interesante notar que tanto judíos como cristianos comparten la creencia de que un período deturbulencia y angustia precederá a la venida del Mesías. El

documento judío llamado «Sabios Talmúdicos» dibuja una tenebrosa imagen de este tiempo. Por ello, uno de esos sabios judíos escribió: «Que venga él [el Mesías], pero que yo no lo vea» (Sanh. 98b). Y los cristianos, aunque difieren ampliamente en su perspectiva de los acontecimientos proféticos del fin, concuerdan casi unánimemente en que...
tracking img