San pablo y la libertad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1992 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
San Pablo y la libertad.
C 247.

         “Hoy terminan los Ejercicios Espirituales de mes las Hermanas Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará coincidiendo con la fiesta universal del creador de los Ejercicios, San Ignacio de Loyola. Han querido tener esta Misa de conclusión viniendo en peregrinación a la Basílica Papal de San Pablo Extramuros, porque también estamos celebramos el Añopaulino.

         “Quiero hablar sobre San Pablo, sobre un aspecto particular y ni siquiera de manera comprehensiva para el mundo.

         “Dice un autor[1]: Pablo no es un cualquiera, sino una personalidad histórico-universal. «Quien quiera ocuparse de él debe saber que tiene que habérselas con uno de los mayores factores propulsores de la historia». Toda la cultura occidental descansasobre sus hombros. (No sólo la cultura religiosa, sino la cultura cívica, la cultura social...)

1- Él ha comprendido lo más profundo de las palabras pronunciadas y sin pronunciar de Jesucristo, su Maestro. Ha roto las cadenas del particularismo del Antiguo Testamento.

2- Ha predicado la libertad de la cristiandad respecto de la «Ley» no como una componenda derivada de consideracionesutilitarias misionales, sino como principio y meollo de la nueva religión. También los antiguos apóstoles de Jesús eran libres, pero no sabían que lo eran ni por qué lo eran. Pablo ha sido el primero que ha dado la fundamentación teológica de esta libertad, esto es, «el significado sagrado y trascendental de la Cruz»[2].

“La libertad auténtica se identifica con la santidad, es lalibertad... de los hijos de Dios (Rom 8,21). Tiene como fundamento la verdad, como lo mostró Nuestro Señor al enseñarnos que la verdad os hará libres (Jn 8,32). Es propia de los que se dejan guiar por el Espíritu Santo: El Señor es Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor está la libertad (2 Cor 3,17). Por eso enseña San Agustín: “Ama y haz lo que quieras”[3], y San Juan de la Cruz coloca en la cimadel monte de la perfección: “Ya por aquí no hay camino que para el justo no hay ley”[4].

La verdadera libertad es la de aquél que no considera nada creado como necesario, en el sentido de que se puede ser feliz sin nada de aquellas cosas, pues sólo Dios es lo que hace feliz al hombre. El que dice “no puedo vivir sin esto o aquello”, es esclavo de aquello, porque lo considera necesario para serfeliz, que eso es vivir. El hombre que piensa que alguna de esas cosas es necesaria, y por ello la desea fuera de Dios, no es libre, y además se equivoca. No es verdad que el hombre es feliz con alguna de esas cosas, la única verdad es que el hombre está hecho para Dios, y que sólo Dios lo puede hacer feliz. Parafraseando a San Agustín, como hace el p. Fuentes: «Desventurado el hombre que poseetodas las cosas y no te posee a Ti; y dichoso el hombre que te posee a Ti aunque no posea nada más. Y el que te posee a Ti y a las demás cosas no es más feliz porque las posea a ellas sino por poseerte a Ti». (Cf. Confesiones, V,4).

Por eso “la Verdad os hará libres”. Sólo la Verdad subsistente hace feliz al hombre, la que en esta vida no se puede entender, sino sólo amar. Sólo esto es verdad, laverdad de la cruz, la verdad que hace feliz. Nada, sólo Dios. Nada: pobreza, desnudez, desprecio de todos, muerte. Y Dios en el alma. ¿Qué más, para el hombre?

No soy nihilista, las otras cosas sirven para llegar a la felicidad, pero se quieren por ella, y se dejan cuando no sirven. Muchas de ellas sirven: la ciencia correcta y la teología en primer lugar, tienen ciertas riquezas, etc. Pero noestá bien complacerse en ellas o buscarlas fuera de Dios.

La verdad nos hace libres, porque el hombre que piensa erróneamente que alguna creatura es la que le va a dar la felicidad, y por ello se somete a ella por el amor, no es libre. Es esclavo de algo que no lo puede hacer feliz. Esclavo, porque cree que no puede dejarla si quiere ser feliz.

“Es por eso que San Pablo hasta el día...
tracking img