Sandre gorda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3583 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sangre gorda
• Sainete teatral de los Hermanos Álvarez Quintero (Serafín y Joaquín Álvarez Quintero)
• Nótese que el texto está escrito en andaluz, dialecto del castellano propio de Andalucía, de ahí su peculiar
ortografía.
• Todas las notaciones de los autores van en letra cursiva y encerradas entre paréntesis.
Habitación en casa de Candelita, linda costurera de Arenales del Río (Sevilla).Una puerta a la izquierda y
otra a la derecha. Al foro una ventana sin reja que da a un patio lleno de luz. Pocos muebles. Entre ellos una
máquina de coser, un costurero y un bastidor para bordar. Candelita, sentada cerca de la ventana, cose y
canta a la vez, desasosegada y nerviosa. Ella es una pólvora, como suele decirse, y se halla, además, en un
momento crítico de su corazón.
CANDELITA:"Grande pena es la de un siego
que no ve por donde va,
pero mayor es la mía,
que no sé tu voluntá."
¡Por vía der merengue! ¡Ya cosí una manga ar revés! (Suelta la costura y se levanta sofocadísima). Señó, si no
es posible; si no tengo la cabesa en la costura.
¡Ay, qué condenasión de hombres!... ¿Dónde he echao mi abanico? ¿Dónde he echao mi abanico?
Aquí está. (Se abanica con furia). ComoSan Lorenso voy yo a morí por ese sangre gorda de Santiago:
¡achicharrá! ¡Jesú, qué sofoco! Soplo y caliento el aire. (Pasea unos momentos rabiosa y como dándose
razones a sí misma). Mira, Candelita, vamos a cosé, que te tiene más cuenta. (Vuelve a sentarse a ello).
Digo, a descosé; porque ahora tengo que descosé esta manga. (Lo hace de un tirón). Por poquito la rompo. Y
luego, pague usté latela... ¡Mar fin tengan los hombres!... (Cantando como antes).
«Grande pena es la de un siego
que no ve por donde va...»
(Se levanta repentinamente de un salto). ¡Ea, que no coso!, ¡que no coso y que no coso! ¡Si no pueo cosé! ¡Si
por las uñas me está saliendo elertrisidá!... ¡Ay!
(Pasea, se sienta, se levanta, se abanica y no está un punto quieta). ¡Ay! Es que se dise muy pronto, señó: dosaños. ¡Dos años! Se dise muy pronto: dos años. Ya está: ¡dos años! Enero, er carnavá, la cuaresma, la Semana
Santa, la primavera, er verano, los baños en er río, la vendimia y las sambombas de Nochebuena. ¡Dos años! Y
empiese usté otra vez con enero y acabe usté con er Niño Dios. ¡Dos años! Se dise muy pronto: ¡dos años! Dos
años viniendo a mi casa día por día ese plomo de hombre, gustándole yo—porque sé que le gusto—,
gustándome é —porque eso es lo más malo, que ér me gusta— y sin haberme dicho toavía: «Candelita...
arrímese usté a mí, que vi a ensendé un sigarro».
¡Ay, qué sangre más gorda le ha dao su Divina Majestá! En to Arenales der Río no se encuentra otro. ¿Qué
habré yo hecho, pa que Dios me castigue de esta manera? ¡Yo, que soy una tira de triquitraques, enamorá de
un hombreque hasta en apagá un fósforo echa tiempo! ¡Y no hay más que hasé así! (Sopla con vehemencia).
Y ya está apagao. Por supuesto, que se acabaron los rodeos. De hoy no pasa que aclaremos la situasión. O me
dise sus intensiones, o le digo que me está perjudicando y que no güerva. ¡Que no güerva!... Si ahí está la
dificurtá: que yo quiero que güerva... ¡Por vía der merengue!...
(Se sienta otra vez acoser). De tos modos: no lo sufro más. ¡Yo no voy a pasarme la juventú aguantando a ese
chinche! De hoy no pasa; no pasa. (Canta de nuevo):
Sangre gorda 2
«Dos vereítas iguales:
¡cuár de las dos cogeré!
si cojo la de mi gusto
mi perdisión ha de sé».
Ahí viene ya. Ya siento sus andares. Pa echá una pierna le píe permiso a la otra... y no se lo da toas las veses.
¡Jesú!
SANTIAGO: (Dentro).¿Ze pué pazá?
CANDELITA: Adelante. (Pausa). ¡Adelante! (Nueva pausa. Levantándose y abriendo la puerta de la
izquierda). Pero ¿se ha muerto usté?
(Aparece Santiago).
SANTIAGO: Me estaba escondiendo... Güenos días.
Me estaba escondiendo las correíyas de las botas. Como zé que a usté no le gusta que ze me vean...
CANDELITA: ¿Y no ha tenío usté tiempo en toa la mañana pa esconderse las...
tracking img