sangre de meztizos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (777 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
Liliana Carrillo / La Paz
"Ahora eres patria, Chaco, / de los muertos sumidos en tu vientre/ en busca del alma que no existe en el fondo de tus pozos”. Metáfora y designio, ese fragmento del poemaque abre el libro de cuentos Sangre de mestizos (1936) resume el espíritu de una generación y el calibre de su literatura.
Corría el año 1936 y el país despertaba de la pesadilla de la Guerradel Chaco (1932-1935), germen del Nacionalismo que habría de incubar la Revolución del 52. Augusto Céspedes, el Chueco (1904-1997)-, era entonces un periodista treinteañero que acaba de volver delfrente con un volumen de ocho cuentos sobre el conflicto que enfrentó a Bolivia y Paraguay con el pretexto del petróleo.
Sangre de mestizos: relatos de la Guerra del Chaco se publicó en 1936 enSantiago de Chile. Con este libro llegaron otros que, sin demora, conformaron el panorama de la llamada literatura del Chaco: Óscar Cerruto lanzó Aluvión de fuego en 1935 y Augusto Guzmán, Prisionero deGuerra, en 1937.
La obra de Céspedes, sin embargo, tiene una dimensión testimonial que revela no sólo la cruda "realidad” del campo de batalla, sino también las mutaciones de la sociedadboliviana de la época. No es casual.
El Chueco era ante todo periodista y como tal fue corresponsal del periódico paceño El Comercio en el campo de batalla. Sus crónicas -reunidas posteriormente en ellibro Crónicas heroicas de una guerra estúpida (1975)- son pioneras de un género que estaba aún por inventarse.
Crudas y conmovedoras, las crónicas bélicas de Céspedes no renunciaron nunca a otroimperativo: el tratamiento formal del lenguaje. Para muestra un botón: "El calor se ha cansado durante el día y el campo tórrido duerme, mientras hilvana su sueño las agujas de las luciérnagas.Iluminan las calles los reflectores de los enormes camiones que recortan nítidamente siluetas de soldados” (13 de febrero de 1933, Crónicas heroicas de una guerra estúpida).
Don Augusto fue por dos años...
tracking img