Santa federico gamboa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (623 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estructura: Está dividida en dos partes, cada una integrada por cinco capítulos.
Sinopsis: Santa, hermosa muchacha pueblerina de 19 años, huérfana de padre, "hija mimada de la anciana Agustina,ídolo de sus hermanos que la celan y vigilan, gala del pueblo, ambición de mozos y envidia de mozas", fue seducida y abandonada por un apuesto alférez de gendarmería. Tras el repudio de su madre yhermanos, que la echan de la casa, y "porque no sé trabajar [ ... ] y porque ya no quiero a nadie", Santa viaja a la capital donde encuentra refugio en el elegante prostíbulo de doña Elvira, la Gachupina.Allí también trabaja el ciego Hipólito, "de horribles ojos blanquizcos", pianista cuya música ameniza las noches del burdel. Santa e Hipólito simpatizan de inmediato.
En poco tiempo, la joven pueblerinase convierte en la cortesana de moda. Los hombres reclaman sus favores y ella se siente halagada. Mientras tanto, la amistad con Hipólito se hace cada vez más estrecha, a tal punto que el ciego seenamora perdidamente de la muchacha.
Un día surgen dos pretendientes de Santa, ambos ofrecen sacarla de su vida disipada y ponerle casa, son ellos el señor Rubio y el Jarameño, un afamado toreroespañol.
Algunos sucesos se precipitan y Santa abandona el burdel marchándose con el Jarameño. La pareja se instala en una casa de huéspedes; pero aquel ensayo de vida honesta pronto aburre a Santa, quiencínicamente traiciona a su amante con un inquilino de la pensión. El diestro la sorprende e intenta matarla; no lo logra, pero la echa de su lado.
Santa vuelve a casa de doña Elvira, un tantoarrepentida de su infidelidad, y al día siguiente Hipólito le declara su amor, pero ella lo rechaza aunque con suavidad. Luego, decide irse a vivir con Rubio, sin embargo, sucede otra cosa: Santa se siente muyenferma a causa de ciertos dolores que hace tiempo la aquejan. Comienza a escupir sangre, la hospitalizan, y cuando la dan de alta —muy débil, flaca y pálida— otra vez abandona el burdel, ahora...
tracking img