Santa zita de lucca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santa Zita de Lucca
Patrona de las sirvientas domésticas. Se le invoca también por las llaves perdidas.
Fiesta: 27 de abril
Nació cerca de Lucca, Italia en 1218 y murió en Lucca el 27 de abril de1278.
Su familia era pobre pero muy devota. Su hermana mayor entró en el convento cisterciense y su tío era ermitaño con fama popular de santidad. No tuvo dinero y ni siquiera se sabe su apellido.Sin embargo, logró lo único que es necesario para que la vida sea un verdadero éxito: la santidad.
Para mantener a su familia, a los doce años de edad se hiño sirvienta de los Fatinelli, una familiarica de Lucca,  y les sirvió el resto de su vida, por 48 años.  
Desde pequeña demostró un gran amor para con todos, especialmente los pobres y abandonados.  Esto no agradaba mucho a la familiaFatinelli. Pero el Señor intervino.  En una ocasión, zita fue a servir a un necesitado dejando momentáneamente su trabajo en la cocina.  Otros sirvientes se lo dijeron a la familia Fatinelli, pero cuandoésta fue a la cocina a investigar encontró a ángeles haciendo su trabajo.  Desde aquel día le permitieron mas libertad para servir a los pobres.  No por eso cesaron las burlas y los ataques de los otrossirvientes.
Una vez que el hambre azotó la ciudad, zita tenía la costumbre de repartir todo lo suyo, incluso su comida, con los pobres.  Pero la necesidad era muy grande, por lo que repartió ladespensa de granos de la familia con los pobres. Cuando la familia fue a investigar encontró la despensa repleta. Fueron muchos los incidentes milagrosos de su vida.  En la víspera de Navidad, zita encontróque en la puerta de la Iglesia de San Fredaino, un hombre que temblaba de frío.  Ella tomó un valioso manto de la familia y se lo entregó, advirtiéndole que debía devolverlo después de la misa paraque ella pudiese a su vez regresarlo a su dueño. Pero el hombre desapareció. Aquello fue demasiado para el Señor Fatinelli quién al próximo día montó en cólera contra zita. Así estaba cuando un...
tracking img