Santidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7678 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santidad: 1. El pecado – J. C. Ryle
Anteriores del libro Santidad:
1. Introducción
Traducido por: Erika Escobar
PECADO
“El pecado es la transgresión de la ley”. (1ª Jn 3:4)
Aquel que desea asumir visiones correctas de la santidad cristiana debe comenzar por examinar el vasto y solemne tema del pecado. Debemos excavar profundamente si deseamos construir alto. Un error en ello es muy dañino.Visiones equivocadas acerca de la santidad generalmente son camino seguro a visiones equivocadas acerca de la corrupción humana. No me disculpo por comenzar este volumen con mensajes acerca de la santidad haciendo algunas declaraciones simples sobre el pecado.
La simple verdad es que el correcto entendimiento del pecado descansa en las raíces de la cristiandad salvada. Sin él, las doctrinas de lajustificación, conversión, santificación, son palabras y nombres que no conducen a ninguna significancia mental. La primera cosa que hace Dios cuando El hace de alguien una nueva criatura en Cristo, es poner luz dentro de su corazón y mostrarle que él es un pecador culpable. El material de la creación en Génesis comienza con “luz” y así también hace la creación espiritual. Dios “brilla dentro denuestros corazones” por el trabajo del Espíritu Santo y luego comienza la vida espiritual (2ª Cor 4:6). Visiones oscuras y poco claras del pecado son el origen de la mayoría de los errores, herejías y falsas doctrinas de los tiempos actuales. Si un hombre no se da cuenta de la naturaleza peligrosa de la enfermedad de su alma, no puede preguntarse si está contento con remedios falsos o imperfectos.Creo que una de las necesidades principales de la iglesia contemporánea ha sido, y es, la enseñanza más clara, más completa sobre el pecado.
1) Comenzaré por el tema entregando algunas definiciones de pecado. Por supuesto, estamos todos familiarizados con los términos “pecado” y “pecadores”. Frecuentemente hablamos que el “pecado” está en el mundo y hombres cometiendo “pecados”. ¿Pero qué es loque queremos decir realmente con estos términos y frases? ¿Lo sabemos realmente? Me temo que existe confusión mental y bruma sobre este punto. Déjenme tratar, tan brevemente como sea posible, de entregarles una respuesta.
“Pecado”, hablando en general, es como lo declara nuestra iglesia en el artículo nueve: “la falta y corrupción de la naturaleza de cada hombre que está naturalmente engendradode la descendencia de Adán; en la que el hombre está muy lejos de la Rectitud original (1 y 2), y está en su propia naturaleza inclinado a la maldad de forma tal que su carnalidad lucha siempre contra el espíritu, y, por lo tanto está en cada persona nacida en este mundo, y merece la furia y condenación de Dios”. El pecado es esa vasta enfermedad moral que afecta a toda la raza humana, de cadarango y clase, nombre y nación, lengua; una enfermedad de la cual nadie nacido de mujer, excepto uno, estaba libre. ¿Necesito decir que ese “Uno” era Cristo Jesús, el Señor?
Digo, más aún, que “un pecado”, para hablar más particularmente, consiste en hacer, decir, pensar o imaginar cualquier cosa que no está en perfecta conformidad con la mente y ley de Dios. “Pecado”, en breve como las Escriturasdicen, es “la transgresión de la ley” (1ª Jn 3:4). La más mínima desviación, interna o externa, del paralelismo matemático de la voluntad y carácter revelados de Dios constituye un pecado e inmediatamente nos hace culpables a la vista de Dios.
Por supuesto, no necesito decir a nadie que lee su Biblia con atención que un hombre puede romper la ley de Dios en su corazón aún cuando no exista un actovisible y público de maldad. Nuestro Señor ha establecido ese punto más allá de cualquier disputa o interpretación en el Sermón del Monte (Mat 5:21-28). Hasta uno de nuestros poetas ha expresado sinceramente que “un hombre puede sonreír y sonreír, y ser un villano”.
Nuevamente, no necesito decir a un cuidadoso estudiante del Nuevo Testamento que hay pecados tanto de omisión como de acción, y que...
tracking img