Saramago

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tapia Martínez David

Ensayo Sobre la Lucidez Saramago, José P. 383

Capitulo 1.- Hay elecciones en una ciudad pero el resultado es sorprendente.

Capitulo 2.- Se repiten las elecciones, con losmismos resultados.

Capitulo 3.- Se proclama un estado de excepción en la ciudad.

Capitulo 4.- El gobierno decide retirarse y mover la capital del país a otra ciudad.

Capitulo 5.- Se emprende la retirada con un asombro enorme.

Capitulo 6.- Comunicado del presidente declarando sitiada la ciudad.

Capitulo 7.- Explosión en el metro de superficie sector este, renuncia del alcalde.Capitulo 8.- El gobierno coloco la bomba, manifestación pacífica.

Capitulo 9.- Huida frustrada por el gobierno de los no votantes en blanco.

Capitulo 10.- Plan para convencer a los gente de estar ciegos, como 4 años atrás.

Capitulo 11.- Carta al presidente por un ciudadano, en la cual explica la posible relación de una mujer que no quedo ciega con la situación actual.

Capitulo 12.-Infiltración de 3 policías a la ciudad para investigar el caso.

Capitulo 13.- Interrogatorio a la mujer que no quedo ciega y a al grupo que guio.

Capitulo 14.- El comisario pone al tanto de la verdadera situación a la mujer.

Capitulo 15.- El comisario proporciona la foto del grupo al ministro del interior.

Capitulo 16.- Termina la operación, los policías regresan, excepto elcomisario.

Capitulo 17.- Se acusa a la mujer de ser la organizadora del crimen, el comisario escribe una carta con los hechos sucedidos, la entrega a un diario.

Capitulo 18.- Se publica la carta, el gobierno mata al comisario.

Capitulo 19.- Se llevan al esposo de la mujer que no cegó y a ella la matan.

Resumen.- Elecciones en una ciudad, la gente vota en blanco, esto desata una secuencia dehechos que el gobierno manipula para buscar culpables.

Capitulo 1

Mal tiempo para votar, se quejó el presidente de la mesa electoral número catorce después de cerrar con violencia el paraguas empapado y quitarse la gabardina que de poco le había servido durante el apresurado trote de cuarenta metros que separaban el lugar en que aparco el coche de la puerta de donde, con el corazónsaliéndosele por la boca, acababa de entrar. Se constituyo la mesa, cada cual en el lugar que le competía, el presidente firmó el acta y ordenó al secretario que la fijara, como determina la ley, en la entrada del edificio.

Había llegado el momento grave en que el presidente destapa y exhibe la urna a los electores para que puedan certificar que esta vacía. La urna estaba vacía, pura, inmaculada pero enla sala no se encontraba ni un solo elector, uno solo de muestra ante quien pudiera ser exhibida. Terminada las operaciones de inspección de los diversos materiales, manda la ley de este país que voten inmediatamente el presidente, los vocales y los delegados de los partidos, etc. Incluso estirando el tiempo, cuatro minutos bastaron para que la urna recibiera sus primeros once votos. Y laespera, no quedaba otro remedio, comenzó.

Casi una hora después entro el primer elector. Dejó el paraguas escurriendo en la entrada de la sala y avanzo hacia la mesa. El presidente se levanto con una sonrisa en los labios, el segundo lector tardo diez minutos en aparecer, pero, a partir de él, si bien con cuenta gotas, sin entusiasmo, como hojas otoñales desprendiéndose de las ramas, las papeletasfueron cayendo en la urna.

El monótono goteo de electores no se alteró, llegaba uno, llegaba otro. Todos los presentes pensaban lo mismo, las elecciones eran ya un tremendo fracaso político. A las cuatro de la tarde, precisamente a una hora que ni es mucho ni es poco, los electores que hasta entonces se habían quedado en la tranquilidad de sus hogares, ignorando la ostensiblemente obligación...
tracking img