Sasas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5285 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Arminda Aberatury

III. Dos corrientes del psicoanálisis de niños

Anna Freud

- los niños no tienen capacidad de transferencia y, por lo tanto, es necesaria una labor previa no analítica cuya finalidad es prepararlos para el trabajo analítico, dándoles conciencia de enfermedad, infundiéndoles confianza en el análisis y en el analista y creando una transferencia positiva que hagainterior la decisión exterior de analizarse.
- Su preocupación es crear un vínculo suficientemente fuerte y positivo para asegurar la continuidad del tratamiento.
- No puede hablarse (en niños) de una neurosis de transferencia.
- El pequeño no esta dispuesto, como lo esta el adulto, a reeditar sus vinculaciones amorosas porque, por así decirlo, aún no ha agotado la vieja edición. Susprimitivos objetos amorosos, los padres, todavía existen en la realidad y no solo en la fantasía. El niño mantiene con ellos todas las relaciones de la vida cotidiana y experimenta todas las vivencias reales de la satisfacción y el desengaño. El analista representa un nuevo personaje en toda esta situación y compartirá con los padres el amor y el odio del niño.
- Solo aislando al niño de su mediofamiliar podría conseguirse esa neurosis de transferencia indispensable para la repetición de los síntomas y su curación, pero esto traería el riesgo de que el niño luego no pudiese adaptarse a su hogar, o que volviendo a el se repitiesen los síntomas.
- La diferencia fundamental entre el análisis de niños y el de adultos, surge de la inmadurez de superyo infantil.
- La labor a realizaren el superyo es doble: analítica y pedagógica.
- Es preciso que el analista logre ocupar durante todo el análisis el lugar del ideal del yo infantil.
- El análisis exige una vinculación positiva, porque además de la finalidad analítica se persigue un objetivo pedagógico, y el éxito pedagógico siempre dependerá de la vinculación afectiva del educando con el educador.
- Cuandoaparece la transferencia negativa, aunque es útil para conocer los conflictos del niño, debe disolverse lo antes posible.
- La mayor dificultad en el análisis de niños es que no pueden asociar libremente.
- Peeeeero: Las sueños y los ensueños, la fantasía manifestada en el juego, dibujos, etc., revelan los impulsos del ello sin disfraces y de un modo mas accesible que en los adultos.
-El juego esclarece los impulsos del ello pero no nos permite ver como funciona el yo.
- Su escuela considera que aunque en el análisis de niños se transfieren síntomas y defensas, la neurosis permanece centrada en los objetos originarios y sólo se extiende al análisis con un propósito defensivo. Y no necesita transferir al analista sus afectos porque los objetos originarios existen todavía.Melanie Klein:

- La capacidad de transferencia es espontánea en el niño; debe interpretarse la transferencia positiva como la negativa desde el primer momento, y el analista no debe tomar el papel de educador.
- La ansiedad del niño es muy intensa y es la presión de estas ansiedades tempranas lo que pone en movimiento la compulsión a la repetición. Esto lo conduce a simbolizaciones ypersonificaciones en las que reedita sus primeras relaciones de objeto, formación del superyo y adaptación a la realidad, que se expresan en sus juegos y pueden ser interpretados.
- Mediante el proceso de simbolización el niño consigue distribuir el amor en nuevos objetos y nuevas fuentes de gratificación, también distribuye sus angustias, y por el mecanismo de preparticion y repetición lasdisminuye y las domina, alejándose de sus objetos originarios peligrosos.
- Las primeras defensas surgen de sus tendencias agresivas y son la proyección en cuanto al sujeto y la destrucción en lo que se refiere al objeto.
- Desde el primer momento proyecta en el analista y en los juguetes sus tendencias destructivas, así como las de amor.
- Cuando juega le asigna variados papeles...
tracking img