Sdfds

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3867 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLUMNA DE HIERRO

La historia de un hombre, en su mayoría, está llena de acontecimientos y circunstancias, los cuales, cambian por completo el rumbo de su vida y -porque no- el sentido de su existencia. Un hombre virtuoso, en tiempos desastrosos, es igual o quizá más peligroso que uno perverso. Marco Tulio Cicerón, considerado como uno de los grandes precursores del Derecho, también fue ungran abogado, ensayista, idealista y precursor de la República - en el último Siglo antes de Cristo-, de Roma, se destacó por ser siempre un hombre de virtud y de principios, a pesar de dedicarse a la política, cosa que en la sociedad romana era sorprendente.
La autora, Taylor Caldwell, es una precursora de los acontecimientos de la vida y obra de Marco Tulio Cicerón. El nombre de esta novela se lefue dado, debido a que en alguna ocasión uno de los amigos más entrañables de Cicerón, que al mismo tiempo era su editor; Ático, lo nombro así: “Columna de Hierro”.
Durante el desarrollo de este ensayo, se realizará un breve semblanza de los acontecimientos que narra el libro de Taylor Caldwel, para que al finalizar se pueda hacer una breve comparación entre lo vivido en Roma, hace poco más dedos siglos, y los acontecimientos del presente.

El día del nacimiento de Marco Tulio Cicerón, en una modesta casa cerca de la isla de Arpinum, su padre, Tulio, el cual, no contaba con buena salud se hallaba envuelto entre cobijas y un extraño ungüento -muy caro pero muy efectivo- de grasa de buitre que su médico Felón había esparcido sobre su pecho. Posteriormente se vio obligado a levantarsede la cama por su padre Marco Tulio Cicerón, el cual, era un hombre chapado a la antigua. Éste comento que en los aposentos de las mujeres había demasiado movimiento, puesto que Helvia –esposa de Tulio- se encontraba en trabajo de parto. Tulio con gran benevolencia se puso de pie y asistió al memorable acontecimiento. Al llegar ahí se encontraron con Lira –esclava de toda la vida de Helvia- éstapropicia que Marco entrará a la habitación donde se encontraba, aunque él pensaba que Helvia era una mujer muy valerosa, sin embargo cedió. Cuando se encontraba dentro, sosteniendo la mano de Helvía, comprendió vagamente que formaba parte de su deber de esposo el estar a su lado en estos momento, tranquilizarle y poder orar por su salud y así mismo, la salud de su hijo. Helvia aún estando a puntode dar a luz, tenía sus libros contables cerca, para ahí anotar cada sestercio que pagaba por los servicios del médico familiar. En un instante la habitación se lleno del nerviosismo del médico Felón, puesto que, con poco esfuerzo y contusión nació el niño, el 3 de Enero del año 648 de la fundación de Roma, al cual le fue impuesto por su madre el nombre de Marco Tulio Cicerón. Lira, quién nosimpatizaba del todo con Tulio y sus padres, se encontraba obstinada en que el bebe se parecía a Helvia, a lo cual, ésta le contento que se equivoca, puesto que, era la viva imagen que su esposo Tulio.
En esta casa Helvia era la que llevaba el poder de mando, aunque lo usaba con bastante moderación, comentaba Tulio a su padre. Es por ello que Tulio no estaba en acuerdo con las declaraciones querealizaba su esposa y su padre, puesto que para ellos lo fundamental era el dinero. Tulio se retiro más tiempo en su biblioteca, en donde no había más que libros, poesías escritas en secreto, paseaba por la orilla del turbulento río, observaba los árboles, meditaba sobre la paz y otros pensamientos. Sin embargo, cuando su pequeño hijo Marco tenía dos años de edad, lo encontró en el campo junto a sunana Lira, Tulio le pidió que lo dejara a solas con su pequeño y aunque a Lira no le causo buena impresión, terminó por dejarlos a solas. Al estar solos, Tulio jugó y platicó con Marco, éste miro a los ojos de su padre como si comprendiera lo que había dicho, posteriormente lo abrazó y al hacerlo miro al cielo y oró por su hijo. “Oró como los antiguos romanos, no pidiendo riquezas ni lustre para su...
tracking img