Señora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (788 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nuestra Señora de Pepsicoátl

Nuestro drama es que hemos accedido a la sociedad urbana e industrial sólo para preguntamos si el esfuerzo valió la pena; si el modelo que venimos persiguiendo desdeel siglo XIX es el que más nos conviene; si a lo largo del pasado siglo y medio no hemos seguido actuando como entes colonizados, copiando acríticamente los prestigios materiales de la sociedadcapitalista; si no hemos sido capaces, en fin, de inventar nuestro propio modelo de desarrollo.

No podemos regresar a Quetzalcóatl; Quetzalcóatl tampoco regresará a nosotros. Como Godot,Quetzalcóatl se fue para siempre y sólo regresó disfrazado de conquistador español o de príncipe austriaco. ¿Debemos, por ello, enajenamos a Pepsicóatl? Sería el camino más fácil, pero no el más feliz. México seencuentra actualmente en un grado de desarrollo capitalista intermedio: el que el teórico de la subordinación imperialista, W. W. Rostow, llama “la etapa del despegue”. Pero ese desarrollo, una vezque la burguesía mexicana aprovechó para sí las reformas revolucionarias, sepultando de paso la ideología revolucionaria, carece hoy de metas verdaderas en el orden de la justicia y, también, en el dela imaginación: se trata de un desarrollo por el desarrollo mismo que, al cabo, nos hace persistir en el atraso y nos convierte en depositarios del excedente plástico, descafeinado y kotequizado de lagran industria norteamericana: somos el Bajo Chaparral de la producción y el consumo de la metrópoli yanqui.

Quetzalcóatl nos prometía el Sol; Pepsicóatl nos promete una lavadora Bendixpagable a plazos. Los atractivos del estilo de vida norteamericana transplantados a México generan, a través de los medios de difusión, un segundo problema; el de la aglomeración irracional en las urbesmayores. Cinco mil personas llegan diariamente del campo a la ciudad de México, atraídas en gran medida por el espejismo nylon que les ofrecen el radio, el cine, los anuncios y la televisión (y...
tracking img