Seccid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1159 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“un día un buen muchacho fue metido a una cárcel subterránea oscura, sucia, llena de personas enfermas y desalentadas. Se llenó de amargura y deseos de venganza. Cuando el odio lo estaba corrompiendo, la hija del rey, llamada Sheccid, visitó la prisión. El joven quedó impresionado por la belleza de esa mujer. La princesa, por su parte, se conmovió tanto que las infrahumanas condiciones de lacárcel que suplicó a su padre que sacara a esos hombres de ahí y les diera una vida más digna. El rey lo hizo, y el prisionero se enamoró perdidamente de la princesa. Entonces, motivado por el deseo de conquistarla para superarse y acercarse a ella. Con el tiempo llego a ser uno de los hombres más ricos e importantes del reino. Sheccid solo fue su inspiración un aliento que lo hizo despertar”
Ellibro “los ojos de mi princesa” en lo personal nos enseña los conflictos creencias y sueños que tenemos a esta edad todos los jóvenes. La idea del primer AMOR que nos mueve. Es cierto que en la adolescencia creemos estar enamorados de una persona pero en realidad son solo espejismos, porque para saber amar primero tenemos que empezar por nosotros mismos y a veces no es fácil aceptarnos tal y comosomos, y querernos con nuestros defectos y virtudes, aunque cabe destacar que no existe edad cronológica exacta para sentir el amor, solo tenemos que estar maduros y ser responsables con nuestras emociones; un ejemplo es José Carlos el protagonista de esta historia que encuentra en una joven a su Sheccid, la inspiración para superarse, para ser mejor persona aunque a veces se suele idealizar alos seres queridos que decimos conocer y el amor nos ciega, pero es bueno probar los dos lados del amor; el lado hermoso y el lado no tanto porque te presenta diversos obstáculos.
José Carlos idealizo a Deghemteri viendo su gran belleza, haciéndola su Sheccid, su musa y en su alcance de hacer lo posible por conquistarla participo en una trifulca colectiva por Sheccid entre Adolfo y él,encontrando los verdaderos amigos que siempre estuvieron con él, también supo todo el Amor y apoyo de sus padres como en aquel encuentro con el Datsun Rojo que le mostro una cara que él nunca había visto de la porquerías que había en el mundo, pero su maestra Jennifer le enseño que tenía que levantarse cuando se tropezara y que a veces las “últimas experiencia” nos determinan pero que la clave paraser bueno y hábil en los diversos aspectos de la vida no es practicando las cosas que nos salen bien, sino volver a intentarlo cuando algo sale mal y levantarte.
El Amor por Sheccid fue tal que para llamar su atención llego a ser un excelente orador y un gran ciclista ya que siempre perdía todas las competencias desde que una vez su padre le dijo: ¡Si estás aquí, haz las cosas bien! Y él decidióser mejor, ganar, entregar todo y nunca conformarse con lo que tenía, ya no ser un holgazán y siempre luchar por sus metas. A mi parecer esa actitud la debemos de tener todos porque no debemos de ser conformistas y tenemos que llenarnos ahora de todo lo bueno que podamos para después dar a los demás lo mejor de nosotros, ya no esperar sino alcanzar nuestros sueños y hacerlos realidad para sermejores persona y ese es el valor del Amor; superarte para mejorar.
A esta edad se conocen muchas cosas nuevas como el amor, el desamor; tenemos amigos que son los que nos apoyan a cada momento; el cariño y apoyo de nuestros padres; esta es el agua pura de la vida, pero también existe el agua de mar, como el alcohol, las drogas, el tabaquismo, la pornografía, esas son cosas que nos hacen daño.Somos como los “náufragos” tenemos sed, pero no debemos de tomar agua de mar porque si la tomamos moriremos; ahora si tenemos sed hay que pedir que llueva, hay que buscar el agua pura, hay que encontrar el AMOR o a nuestra inspiración para lograr ser alguien en la vida. Los jóvenes a veces tienen una idea equivocada del noviazgo puesto que solo lo ven como besos y abrazos sin saber que, sí pueden...
tracking img