Secreto del exito de hitler

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10587 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El secreto del éxito de Hitler

Serge Thakhotine

Introducción
Una vez instaurada la hegemonía alemana en Europa, figuró en el orden del día la etapa siguiente: la hegemonía en el mundo. El plan prosiguió, progresó y se desarrolló con una audacia y una arrogancia que ya no conocían límites. El éxito de los rimeros intentos no iba mermar, sino todo lo contrario, la audacia emprendedora deHitler. ¿Cómo llegó esto a ser posible? ¿Dónde residía el secreto de este prodigio? “Se quería evitar la guerra “, se ha dicho. Pero, ¿cómo se llegó a creer realmente en esta guerra, en su posibilidad? ¿No era lo bastante evidente que semejante guerra, si llegaba a producirse, sería ante todo un desastre total para el régimen hitleriano y para la propia Alemania, incluso, la Alemania hitleriana,lo pensaría más de una vez antes de dar este paso?.

Todo era un farol, un bluff monstruoso originado por el hecho de que, en aquellos tiempos, Alemania parecía ante los ojos del mundo como un bloque unido. Esto era lo que impresionaba a quienes estaban acostumbrados a las divisiones y a las luchas de opiniones en sus propios países. Se repetía una y otra vez que la política de Hitler había sidoobjeto de plebiscito en Alemania y había obtenido el 99 por ciento de los votos, lo cual era verdad y nadie podía negarlo. Sería falso alegar que lo había conseguido mediante el terror físico, pues se sabía que había conquistado el poder en Alemania sin un solo disparo y sin recurrir al putsch. Era un hecho que Hitler se había impuesto al pueblo alemán y que éste le había conducido al poder. Nodecimos con plena conciencia o deliberadamente, ya que esto es otro asunto, y de él, precisamente, queremos hablar aquí. Nuestra tesis es la de que llegó al poder por medio de la “violencia psíquica”.

En sí, el hecho de la uniformidad de los “plebiscitos” hitlerianos en ese tiempo ya no causaba ninguna emoción. Era algo esperado, a lo que todos se habían acostumbrado. Pero lo que sí esasombroso es que Hitler pudiera especular todavía con esta apariencia, que siguiera desafiando al mundo entero, proclamando que éste no se las vería con él, sino con todo el pueblo alemán, con 75 millones de individuos que actuaban a la par con él y que, según la teoría de costumbre, demostraban “ipso facto” que razonaban, analizaban los hechos y los aprobaban.

Lo sorprendente en toda esta cuestión noera precisamente el hecho de que le siguiera un gran pueblo y que, al ser interrogado, éste le entregase como un solo hombre los millones de papeletas marcadas con una cruz en el lugar indicado por el Fuhrer; sino el hecho incomprensible y pasmoso de que las gentes de fuera, los gobiernos extranjeros, los políticos expertos, quedaran hipnotizados por la constatación de esta coherencia, de laexistencia de este bloque de 75 millones de personas que expresaban en el voto su conformidad. Era esta hipnosis del mundo exterior lo que confería a Hitler la audacia para perseverar en el mismo camino; su fuerza, en realidad ficticia, sólo procedía de la debilidad autosugestionada de sus adversarios.

Lo sorprendente en toda esta cuestión no era precisamente el hecho de que le siguiera un granpueblo y que, al ser interrogado, éste le entregase como un solo hombre los millones de papeletas marcadas con una cruz en el lugar indicado por el Fuhrer; sino el hecho incomprensible y pasmoso de que las gentes de fuera, los gobiernos extranjeros, los políticos expertos, quedaran hipnotizados por la constatación de esta coherencia, de la existencia de este bloque de 75 millones de personas queexpresaban en el voto su conformidad. Era esta hipnosis del mundo exterior lo que confería a Hitler la audacia para perseverar en el mismo camino; su fuerza, en realidad ficticia, sólo procedía de la debilidad autosugestionada de sus adversarios.

Lo sorprendente en toda esta cuestión no era precisamente el hecho de que le siguiera un gran pueblo y que, al ser interrogado, éste le entregase como...
tracking img