Seneca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTAS A LUCILIO de Séneca (Fragmentos)
Si quieres no ser esclavo de tu cuerpo, figúrate que estás alojado en él momentáneamente como un transeúnte, y no pierdas de vista quevas a perder el alojamiento de un instante a otro. Así te hará poca mella la necesidad de dejarlo. Pero, ¿cómo familiarizarse con la idea del propio fin cuando no tienen finnuestros deseos? (LXX)

¿Hay algo en el mundo que esté al abrigo de cambios? La tierra, el cielo, toda la inmensa maquinaria del universo, no están exentos de cambios, aún siendola obra de Dios mismo. No, el mundo no conservará siempre su orden actual; día vendrá que lo desvíe de su curso. Todos los seres tienen periodos marcados: deben nacer, crecer yperecer. Esos astros que veis moverse por encima de nosotros, esta tierra en que estamos confusamente esparcidos y nos parece tan sólida, todo ello está minado sordamente y hade tener un fin. No hay nada que no tenga su vejez, su decrepitud, su término; aunque en épocas diferentes, el mismo fin le espera a todo lo que existe. Todo lo que es acabarápor no ser, pero el mundo no perecerá por eso: se disolverá. La disolución, para nosotros, es la destrucción. En efecto, nosotros no consideramos sino lo que está muy cerca denosotros: nuestra alma, bastardeada, y que no sabe desprenderse del cuerpo, no ve más allá; pero soportaríamos con mucha más firmeza la idea de nuestro fin y la de nuestrosprójimos, si estuviéramos persuadidos de que la naturaleza no es más que una sucesión de nacimiento y muerte; de que los cuerpos compuestos se disuelven; de que los cuerpos disueltosse reconstituyen, y de que es en este círculo infinito donde se ejerce el poder del Dios moderador del universo.( LXXI)
Publicado por Daniel Adrián Madeiro en 12:37 [pic]
tracking img