Ser padres en el tercer milenio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4098 palabras )
  • Descarga(s) : 27
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SER PADRES EN EL TERCER MLENIO

Jorge Luis Ferrari
(Argentina – Mendoza)

En distintas entrevistas y relatos de una investigación que estábamos llevando a cabo sobre el divorcio, observamos reiteradamente el reclamo de las mujeres por una presencia más activa de sus ex maridos, en tanto que padres de sus hijos. También observamos el dolor de muchos padres que veían obstaculizada lacontinuidad de la relación con sus hijos, de padre a visita. Pero lo que nos decidió a profundizar el tema de la paternidad, fue observar de manera directa a los hijos esperando a su papá que no llegaba, que una y otra vez los dejaban aguardando en vano.
 
Historias entre padres e hijos que eran un rosario de desilusiones y desencantos, niños tristes y con problemas.

A poco de andar en nuestrainvestigación, vimos que las deficiencias en la paternidad, si bien quedan al desnudo cuando la pareja se disuelve, en realidad tiene su origen mucho antes, cuando los hijos son chiquitos, es más, desde el embarazo. Desde el mismo momento que el hombre considera que todo esto es cuestión de su mujer y se mantiene a distancia.
 
Es por ello que decidimos estudiar la paternidad, no ya como un temadentro del divorcio sino en todas las situaciones. Este no es un libro para divorciados, sino para todos los padres que quieran tener vínculos más profundos con sus hijos. Porque aun en parejas que viven juntas y felices. muchos hijos sufren la carencia de padre.
 
Tenemos una herencia cultural de padres ausentes, marginados, echados, distantes o insignificantes. Esto es lo que queremos revertir coneste libro. Queremos que los padres estén. Queremos fortalecer una tendencia que ya es mundial: una nueva paternidad, cercana a sus hijos y dispuesta a cumplir cabalmente su rol.
 
Hasta ahora, salvo excepciones, la que tenía el vínculo fuerte con los hijos era la madre y a veces sólo la madre. Decir esto no es ninguna novedad, lo que si es nuevo, fue desechar los viejos conceptos de por quéesto ocurría y ponernos a investigar y a observar cómo se establecía esta relación tan estrecha y tan fuerte, y por otro lado cuáles eran las consecuencias para los hijos.
 

Derribando mitos

Revisando un poco la historia, vimos que el psicoanálisis tradicional planteaba que el bebé establece un vínculo primero y único con su madre, lo que luego llamaron “díada”, un vínculo de dos. LaPediatría, veía en el bebé como un simple tuvo digestivo que lloraba, es decir que su única actividad era tomar el pecho y defecar, por lo tanto lo único que necesita un bebé es una madre que le de la teta y lo limpie.
 
Luego hubo investigadores que comenzaron a observar que esto no era tan así, uno de ellos, Spits, se dio cuenta con sus investigaciones en hospitales públicos y orfanatos que aunque losbebés estuvieran perfectamente alimentados, si no tenía contactos humanos constantes y permanentes retardaban su evolución , se debilitaban y hasta morían.
 
Otros investigadores fueron descubriendo que el bebé se alimenta tanto de la leche materna como de la mirada de la madre, y que el ser humano es intrínsicamente social y necesita del contacto humano, desde un primer momento para crecer yevolucionar normalmente.
 
El médico y psicólogo Inglés Dodson, con su libro “Todo se juega antes de los seis años” llamó la atención sobre (ya en 1970) la cantidad enorme de cosas que estaban sucediendo en el cuerpo y en la mente de un niño en sus primeros días, semanas y meses. Pensemos que un recién nacido, es un ser que no habla nuestro idioma, no se mueve, ni come como nosotros, no nosconoce, ni tiene idea de que es todo esto (es como si fuera un marcianito), y sin embargo al año y medio, ya entiende lo que le decimos, se hace entender, camina, come y se viste como nosotros, hace nuestros gestos, juega con nuestros sentimientos y es uno más de la especie humana. Esa cantidad enorme de cosas las aprendió mientras estaba en la cuna y en el corralito. ¿Quién de nosotros es capaz...
tracking img