Ser trascendente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1515 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 11 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN SER TRASCENDENTE
La vida del hombre, la verdad, es que da muchas vueltas pero indiscutiblemente debería ser siempre con la garantía que lleva el pensamiento que su ser comporta, de que en ningún momento dejamos de ser hombres, lo que nos debería hacer pensar que siempre debemos tener la cabeza en nuestro sitio, para poder llevar a cabo lo que en cada caso realmente necesitamos, con dignidad yaltura humanas.
No es fácil, hoy, tratar de vivir según Dios, y esto, lo vemos con solo echar una pequeña mirada a la realidad que ahora nos toca dar sentido, en nuestro diario palpitar. Sin embargo, si somos capaces de darnos un pequeño y sorprendente golpe de gracia a nuestra lacerante rutina, que, me estoy imaginando que está siendo y, para muchos, ya, una verdadera tiranía, porque nos matalos intereses más acuciantes del hombre, y con toda franqueza nos impide ser nosotros mismos, ofendiéndonos, sin compasión, de la manera más indignante, para un hombre que quiere sentirse a sí mismo en su verdadera autenticidad. Pero, cuando porque sentimos necesidad de rendir conforme a lo que hemos sido enseñados, y estamos cansados de tanto bregar inútilmente, entonces es posible que podamoshacer caminos hacia nuestro verdadero ser, si al mirar con todas nuestras ganas al Ser que nos ama y quiere darnos luz, le pedimos con fe que venga a nosotros, con el objeto de ponernos, de una vez, a tiro de poder encontrarnos con el mundo tan necesario a todo hombre, el sobrenatural, al mismo tiempo que desde ahí, desde Él, empezamos, sin duda, a hacer camino a nuestra inmediata resurrecciónhumana.
Y me pregunto, ya en nuestro interior, qué nos costaría darnos cuenta de que ahí está, con nosotros, nuestro Dios, para siempre, si así lo deseamos. Porque de que somos transcendentes, me parece, es cosa de ponernos a pensar un momento, y a la luz de lo que nos viéramos, sentiríamos que somos mucho más que todas las circunstancias en que nos encontramos, o que nos rodean, y dentro de las cualesactuamos, es decir, las circunstancias podrían ser casi todas nuestras, y el casi, se lo debemos, por supuesto, al reconocimiento evidente de nuestros límites, sin dejar de observar, al mismo tiempo, que toda clase de animal que, al rededor de nosotros se mueve, no puede ser parte nuestra, el cielo y la tierra, vemos, cómo, poco a poco, se van haciendo, por así decirlo, más nuestros, aunque laverdad sea dicha, nos está costando bastante, aunque menos, también hay que decirlo, que a los primeros humanos que nos precedieron; pero, mirándonos como hombres de hoy, podemos y debemos observar, ese tremendo desfondamiento de nuestra personalidad actual, ese sentirnos casi vacíos, y muchas veces del todo vacíos, precisamente por nuestro reconocido abandono de los valores que sientan nuestrapersonalidad en el suelo de la verdad y a pesar de que, sin duda, nos debemos sentir por encima de todo esto.
Si, efectivamente, siguiéramos mirando hacia arriba de nuestro ser, nos daríamos cuenta también de que aquí no estamos para perder tiempo, o chuparnos el dedo, como señalamos al que normalmente, y estando a nuestro alrededor, no hace nada, o, al menos, lo que debería hacer, pues nos esevidente, que tenemos, de todas todas, una misión concreta que realizar, en principio, para nosotros mismos, claro que nos tenemos que realizar, y en felicidad, por supuesto, ya que estoy seguro de que Dios no nos ha traído aquí para ser infelices, después a nuestra familia, pues sí, tenemos la obligación de ser factores directos en la formación espiritual y humana de los nuestros, lo que evidentemente,nos está costando demasiado, por no decir que estamos fracasando. Todo ello, merced, me parece, a esa exteriorización o dispersión de nuestro interior en el mundo de afuera, lo que realmente debería avergonzarnos, si, en todo caso nos impide, de verdad, ser nosotros mismos. Juan Martín Velasco, en la XIV Semana de Teología Pastoral en Madrid, llamó la atención sobre la peculiaridad del nombre...
tracking img