Sexualidad a través de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1607 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Se necesita una ética sexual cristiana? A pesar de que el cristianismo es comúnmente considerado una religión basada en las enseñanzas de Jesucristo, utilizo en este libro la palabra "cristianismo" para referirme a las enseñanzas de la Iglesia. Tengo motivos para hacerlo así, ya que la Biblia no deja constancia de nada de Jesús sobre el matrimonio y el sexo. 1° Postura Puritana a cargo de losgnósticos de los primeros siglos de la era cristiana, los maniqueos cuyas ideas abrazó San Agustín en su juventud, la filosofía estoica del ambiente greco-romano, los cátaros de la edad Media, los alumbrados del Renacimiento y los partidarios de la moral victoriana en el siglo pasado. Todos mantenían una mentalidad de desconfianza y temor frente a lo relacionado con el cuerpo, el placer, lasexualidad y el matrimonio. El espíritu según ellos, tiene que avergonzarse de todo lo que tiene relación con el instinto sexual, ya que éste lleva a un ofuscamiento de la razón que la priva de su dignidad. La primera persona en el cristianismo que habló de moral sexual fue San Pablo. El dice, "Loable cosa es en el hombre no tocar mujer.". En pocas palabras esto significa que la Iglesia Cristiana enseñaque el celibato es mejor que el matrimonio, y que el cuerpo humano no es para el placer sexual, sino para el Señor exclusivamente. "El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor como el Señor para el cuerpo…. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?". Sin embargo San Pablo sabía que el celibato significaba represión de la naturaleza humana, y que la naturaleza humana nopodía ser reprimida.

2° Postura la Hedonista o Permisivismo sexual. El hombre en su opinión debe optar por el placer sin miedo a sus más variadas formas. Desde la antigüedad clásica con Epicuro y los que según San Pablo, en la comunidad de Corinto opinaban que “todo me es lícito” (1° Cor 6,12), hasta los actuales partidarios de la revolución sexual, han repetido poco mas o menos la misma idea: elser humano debe reconciliarse con el placer sexual ya que éste es siempre bueno moralmente, pues manifiesta exigencias naturales de las que no se puede huir sin perturbar la felicidad y la armonía de la personalidad humana.

1   

Dentro de algunos documentos de la Iglesia como Puebla no. 421 y Santo Domingo no. 252; se analizan los aspectos positivos y negativos del modo actual de vivir lasexualidad. A.- Aspectos Positivos: Podemos reducirlos a una mayor libertad, una mayor verdad y una mayor socialización en lo social. a) La liberación sexual: A esto ha contribuido sin duda un mejor conocimiento científico de las cuestiones relacionadas con la reproducción y el aporte que el psicoanálisis y otras escuelas han hecho para un mejor dominio del subconsciente humano. Las personas deseanactuar según su consciencia y saber la racionalidad de los mandamientos o prohibiciones. “No debemos avergonzarnos de hablar de aquello que Dios no se avergonzó de crear”. b) El final de la clandestinidad sexual: Se vive actualmente la necesidad de sustituir el terror y la represión por la verdad del sexo. Este acercamiento a la verdad si es sincero, nunca será un obstáculo a la moral, sino unaayuda para su mayor perfeccionamiento. Sin caer en un pansexualismo hay que liberar al sexo de la cárcel de la ignorancia y el silencio; esto podría superar ciertos estados neuróticos provocados a veces por una moral cristiana mal entendida. c) El descubrimiento de la dimensión social de la sexualidad: Lo sexual no puede reducirse a la moral individual. No es solo una forma de autorrealizaciónpersonal en el encuentro con el otro, sino un factor importante de socialización, que traspasa incluso el ámbito familiar, para tener repercusiones muy importantes en la tarea de hacer más libres y más humanas las estructuras culturales, económicas y políticas de nuestra sociedad. Herbert Marcuse, en su libro Eros y civilización escribe: que la auténtica liberación sexual no termina en sí misma,...
tracking img