Sharren dan - 09

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 161 (40095 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cirque Du Freak Libro 9 LA SAGA DE DARREN SHAN

ASESINOS DEL ALBA
por Darren Shan

Traducción: Sandra Hernández

Impreso por Harper-Collins Publishers

Captura a Darren Shan en la web: www.darrenshan.com

Primera edición en Gran Bretaña por Collins en 2003

Collins es un sello de Harper-Collins Publishers Ltd 77-85 Fulham Palace Road, Hammersmith Londres W6 8JB

La web deHarper-Collins es: www.fireandwater.com Copyright © 2003 por Darren Shan ISBN 0 00 713781 8 Impreso y encuadernado en Inglaterra por Clays Ltd, St Ives plc

Para: Bas, mi ave madrugadora Maiko “la Guardaespaldas” Enomoto y Megumi “la Picajosa” Hashimoto, de la OES (Orden de las Entrañas Sangrientas) Gillie Rusell y Zoe Clark, las hermanas Grimm Los Amos del Troll del clan de Christopher Little PRÓLOGO
Fue una época de engaños. Todos sospechaban de todos… ¡y con mucha razón! Nunca sabías cuándo un aliado en quien confiabas se daría la vuelta para enseñarte los colmillos y hacerte pedazos. Los vampiros y los vampanezes estaban en guerra (la Guerra de las Cicatrices), y el resultado dependía de encontrar y matar al Señor de los Vampanezes. Si los vampiros lo lograban, la victoria sería suya.De lo contrario, la noche pertenecería a sus primos de piel púrpura, que conducirían a los vampiros a la extinción. Tres vampiros fueron enviados por Mr. Tiny a perseguir al Lord Vampanez: Vancha March, Larten Crepsley y yo, Darren Shan. Soy un semi-vampiro. Mr. Tiny nos dijo que ningún otro vampiro podía ayudarnos en la persecución, pero sí podían hacerlo los no-vampiros. Así que el único que nosacompañó fue una Personita llamada Harkat Mulds, aunque una bruja conocida como Lady Evanna también viajó con nosotros durante un corto espacio de tiempo durante nuestra búsqueda. Después de permitir que el Lord Vampanez se nos escurriera de entre los dedos sin darnos cuenta en el primero de los cuatro encuentros predichos, viajamos a la ciudad natal de Mr. Crepsley. No esperábamos encontrar allíal Señor de los Vampanezes: fuimos para perseguir y detener a una banda de vampanezes que estaban asesinando a seres humanos. En la ciudad se nos unieron dos compañeros más: mi ex novia Debbie Hemlock, y Steve Leopard. Steve solía ser mi mejor amigo. Dijo que se había convertido en cazador de vampanezes, y juró que nos ayudaría a acabar con los vampanezes asesinos. Mr. Crepsley sospechaba de Steve(creía que Steve tenía sangre malvada), pero lo persuadí para que le concediera a mi viejo amigo el beneficio de la duda. Nuestro objetivo era un vampanez chiflado con garfios por manos. Resultó ser otro de mis viejos conocidos: R.V., iniciales que originalmente correspondían a Reggie Verdureggie, aunque ahora proclamaba que eran la abreviatura de Recto Vampanez. Una vez había sido uneco-guerrero, hasta que el hombre lobo del Cirque du Freak le arrancó las manos de un mordisco. Me culpaba a mí del accidente, y se había unido a los vampanezes para exigir venganza.

Podríamos haber matado a R.V., pero sabíamos que estaba aliado con otros vampanezes, y en vez de eso decidimos engañarle para que nos condujera hasta ellos. Lo que no sabíamos fue que, en realidad, éramos nosotros las moscasatrapadas en la tela, no las arañas. A gran profundidad, bajo las calles de la ciudad, docenas de vampanezes nos estaban esperando. Entre ellos se encontraban el Señor de los Vampanezes y su protector, Gannen Harst, el hermano del que Vancha March se había alejado. En una caverna subterránea, Steve Leopard reveló su verdadera cara. Era un semi-vampanez, y había conspirado con R.V. y el LordVampanez para conducirnos a la perdición. Pero Steve nos subestimó. Lo derroté, y lo habría matado… si R.V. no hubiera capturado a Debbie y amenazado con matarla en represalia. Mientras eso ocurría, mis aliados persiguieron al Lord Vampanez, pero las posibilidades estaban en su contra, y se les escapó. Los vampanezes podrían habernos masacrado a todos, pero nosotros habríamos matado a muchos de...
tracking img