Shunko

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (938 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En 1949, "Shunko" fue la visión nostálgica de un maestro rural sobre la vida de sus pequeños alumnos quichuas en el monte santiagueño. En esa novela, Jorge W. Abalos se centraba en "el más chiquito"(eso quiere decir el vocablo "shunko") de sus discípulos. El libro, extraído de lo más hondo de su experiencia, alcanzó mucha difusión, fue de lectura obligatoria en muchas escuelas y se tradujo alportugués y al ruso.

En 1960, Lautaro Murúa, el destacado actor chileno afincado aquí, llevó la historia al cine en su primer trabajo como director. La crítica elogió su sostenido aliento poético.El guión fue obra del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos. Y Murúa fue el único profesional entre los actores; recurrió a gente del lugar y a niños de la propia Santiago del Estero para transmitir elespíritu entrañable de esa tierra.

De Santiago a San Isidro
¿Qué fue de la vida de Shunko? Benicio Palavecino (tal es su nombre) acaba de cumplir setenta años. Cuida caballos en un stud en elhipódromo de San Isidro. Tiene ese trabajo desde 1953. Empezó en Palermo con el cuidador Joaquín Rota y pocos días después se trasladó a la vera de las pistas sanisidrenses.

Allí conversó, con suestilo parco y pausado, con La Nación . Recordó cálidamente a su antiguo maestro, quien años después fue un destacado científico que en 1957 hizo crear el Instituto de Animales Venenosos, en Santiagodel Estero. Jorge W. Abalos fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad Nacional de Tucumán cuando sólo tenía 35 años, fue vicedecano de Ingeniería Forestal de la Universidad Nacional deCórdoba y profesor asociado de Harvard.

Pero nada de eso podía imaginar Shunko, aunque veía que "a él le gustaban mucho las víboras, sacaba la ponzoña y entraba a sacar sangre de los perros, y mandabatodo a Brasil".

"Era buenísimo -continúa-. Los chicos lo queríamos mucho. El fue un maestro que andaba ambulando, buscando a la gente pobre. Para enseñarnos a hablar en castellano tuvo que...
tracking img