Si me permiten hablar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2203 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Su pueblo
Bolivia tiene un patrimonio natural, petróleo, gas, zinc, estaño, hierro, oro, con el que se han hecho inmensas fortunas que tradicionalmente han salido fuera del país. Las grandes multinacionales se han llevado la riqueza a costa de la miseria de sus propietarios por derecho. La inversión en mejorar las condiciones de los trabajadores es una deuda histórica. Hace ya muchos años,Domitila se preguntaba que “si Bolivia es un país tan rico en materias primas, ¿por qué es un país de tanta gente pobre? ¿Y por qué su nivel de vida es tan bajo en comparación con otros países de América Latina?”
Su activismo y su compromiso le dieron la respuesta: “Bolivia se halla sometida a las empresas transnacionales que controlan la economía de mi país. A pesar de que somos tan poquitoshabitantes, esta riqueza no nos pertenece, hay muchos que se han vuelto ricos pero invierten toda su plata en el extranjero”.
Domitila pone énfasis en la unificación de la lucha campesina a la par de la lucha estudiantil pero mira la necesidad de comunicarse en un lenguaje simple en donde las mayorías están aptas para comprender con certeza lo que de antemano ya conocen sobre la realidad política ycotidiana de su país.
En Siglo XX, el campamento minero donde vivió Domitila, no había agua corriente y sólo disponían de electricidad algunas horas. En una sola habitación de cuatro o cinco metros cuadrados vivían nueve personas, sin baño, sin ducha, sin una vida digna de seres humanos. Los niños podían morir aplastados en las colas para conseguir un poco de carne, escasa en los campamentos minerosy utilizada como medida de presión para hacer claudicar a los mineros cuando planteaban reivindicaciones. Las mujeres trabajaban jornadas de 20 horas diarias para cuidar de toda la familia además de emplearse en otras actividades para aumentar la escasa paga minera: “La primera batalla a ganar es dejar participar a la compañera, al compañero y a los hijos en la lucha de la clase trabajadora paraque este hogar se convierta en una trinchera infranqueable para el enemigo”.
El Comité de Amas de Casa Siglo XX, del que Domitila fue parte activa y representante, estaba organizado igual que el Sindicato de Mineros y formaba parte de la Federación de Trabajadores Mineros y de la Central Obrera Boliviana. La participación de las mujeres en la realidad de la comunidad minera y en la política erapara Domitila parte de un todo: “Si la mujer está politizada, si ya tiene formación, desde la cuna educa a sus hijos con otras ideas y los hijos serán otra cosa”.
Domitila representa a mujeres anónimas, silenciadas casi siempre (algunos maridos las pegaban al volver de una reunión del Comité) que han defendido los derechos de los trabajadores y que han pedido medicinas y comida para no morir dehambre de frío y de enfermedades evitables. La propia Domitila tuvo una hermana que murió porque hambrienta comió restos que se encontró en una basura que contenía ceniza de carburo. Mientras, “los señores del estaño” continuaban enriqueciéndose: “la burguesía siempre ha sido brutal, mentirosa y ladrona”.

Su vida
Nació en Potosí, (Bolivia) el 7 de Mayo de 1937, casada y madre de siete hijos. Sumadre era de la ciudad de Oruro y su padre fue dirigente sindical. Su formación la tuvo primero en el campo y después en la mina.
Tenía cerca de 10 años y aún no había ingresado a la escuela por problemas económicos. Al morir su madre tuvo que hacerse cargo de sus 5 hermanas por ser la mayor.
Primero hay que decir que en las minas, la "Era del Estaño" comenzó en el año 1900. Los "barones delestaño", como los llamaban, eran los dueños de todo. Las vetas descubiertas se encontraban en la región de las cordilleras, donde no había nada, ni siquiera transporte; había que traerlo todo con las llamas. En las ciudades, en el campo, se reclutaba gente; les prometían muchas cosas para que vayan a trabajar a esos lugares desolados. Y ellos iban, porque había mucha miseria. En realidad, el...
tracking img