Si no hay justicia hay escrache. movilizaciones populares y critica a la racionalidad formal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10351 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Si no hay justicia hay escrache.

Movilizaciones populares y crítica a la racionalidad formal
Celia Torres Estudiante avanzado de sociología Facultad de Ciencias Políticas y sociales- UNCuyo

Un escrache es un acto público mediante el cual se pone en evidencia y se marcan los lugares donde viven los represores y torturadores realizándose asimismo actividades en el barrio. Cada escracheexiste acompañado de marchas, pintadas y pegatinas de carteles, consignas y canciones. Estos torturadores y represores se encuentran en libertad por haber quedado exentos de juicio y condena, por las diversas leyes y decretos de perdón (Punto final, Obediencia debida e indultos) ejecutados durante los gobiernos democráticos de Alfonsín y Menem, fuertes exponentes de la afirmación en nuestro país delmodelo neoliberal promovido por el gobierno de facto en el llamado “Proceso de Reorganización Nacional”. Así, la desaparición forzosa de personas, la represión y el robo de bebés encuentran su marco general en la estrategia de globalización actual. Para aplicar esta estrategia en América Latina se necesitó tomar una serie de medidas que tenían, y siguen teniendo, como objetivo limpiar y preparar elterreno para que la guerra económica se lleve a cabo en las mejores condiciones posibles. Las medidas son la apertura ilimitada al capital financiero, la reestructuración del Estado con una orientación claramente policial y militar y la flexibilización de la fuerza de trabajo. De la mano de la aplicación de estas medidas vino la propagación de la ideología de la competitividad y la eficiencia.Argentina no fue ajena a estos procesos, es más, muchas veces sirvió como ‘laboratorio de experimentación’ de las directivas del Consenso de Washington. El afianzamiento de este modelo en nuestro país tuvo su inicio en la última Dictadura militar. Pero el mencionado proceso no fue lineal ni unívoco. Distintas formas de resistencia fungieron y fungen en la actualidad frente a estas vejaciones. Allí esdonde está puesta nuestra mirada. Entonces si queremos saber sobre el impacto, la composición o la injerencia futura de las resistencias, primero debemos hacernos la pregunta por el grado y la profundidad de la crítica a las relaciones sociales imperantes. Se trata de un tema complejo, susceptible de las más diversas lecturas; es por eso la intención de contextualizar este fenómeno dentro delanálisis de Hinkelammert (en su análisis crítico sobre temas como ‘estado de derecho’, ‘ciudadanía’ y ‘sujeto’), dándole así un marco de referencia determinado.

De esta manera, en el marco del accionar de la resistencia problematizar el tema de los escraches a los genocidas de la última dictadura militar se torna atractivo al análisis. Y se torna atractivo porque consideramos que estas accionescallejeras son un perfecto exponente de las consecuencias (indirectas) que tuvieron y tienen la aplicación de las políticas de exterminio y liberalización del mercado impuestas en nuestro país. Partimos de la siguiente hipótesis de interpretación de estos fenómenos: podemos analizar el caso de los ‘escraches’ como forma de respuesta colectiva a una institucionalidad que no cumple con la función de‘dar justicia’, teniendo en cuenta también la consecuencia que ello trae en la formación de identidad colectiva. Siguiendo, en el caso de los escraches a los represores de la última dictadura Argentina, éstos establecen un puente entre la ineficacia de una institucionalidad opresora y burocrática que retarda mecanismos de enjuiciamiento ‘formal’ y una justicia práctica reivindicadora de la vidafrente a una racionalidad de muerte. Entonces, los escraches a los represores de la última dictadura militar son un ejemplo de crítica a la racionalidad formal del capitalismo, ya que configuran un ‘aquí y ahora’ de lucha, dialéctico, retroyectándose al pasado y proyectándose al futuro en una acción colectiva presente.

1. Tres fechas

El 15 de octubre de 2005 fue sábado. Un día de clima...
tracking img