Siglo xvi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 129 (32237 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
H I S T O R I A D E U N A C A P I N E R A G . V E R G A

HISTORIA DE UNA CAPINERA

PROEMIO Giovanni Verga, autor de la Historia de una Capinera, nació en Catania (Sicilia), en el año 1840. Fecundo es el fruto de la cosecha literaria de su preclara y penetrante inteligencia: numerosas novelas y otras obras destinadas al teatro, cimientan su bien sentada fama. Entre estas últimas cuéntase latitulada Cavalleria Rusticana, que agitara el estro de Pietro Mascagni, y tanta resonancia tuvo en el mundo del arte. Considerada bajo su faz literaria, la selecta obrita que hoy presentamos a nuestros lectores, sí no constituye ésta su principal mérito, no obstante apreciarse como una filigrana artística, ofrece en, cambio un elemento más de observación al psicólogo y al sociólogo, preocupadosconstantemente, en develar los recónditos misterios que oculta el alma
3

G. VERGA

femenina. Revélase en ella el distinguido escritor italiano, un pensador. Crea, con su María, un tipo de mujer ideal. ¡Miradla! Ahí está la interesante joven siciliana, en quien, contrariándola en sus tendencias, infringieran las leyes que regulan la naturaleza humana, que deben ser siempre inviolables; ahí laprotagonista del trágico romance, adornada de flores exóticas, que acaso desnaturalicen sus nativas galas, y en cuyos pétalos titilan todavía algunas lágrimas arrancadas al sentimiento. Malgrado estas licencias, hemos procurado, en lo posible, ajustarnos al original en su versión al castellano, hecha por vez primera y tomada de la decimonona edición milanesa. J. N. L.

4

HISTORIA DE UNACAPINERA

Vi una vez enjaulada una, pobre capinera: triste, medrosa, enferma. Mirónos abriendo sus ojos espantados, arrinconada en un ángulo de su estrecha prisión. Y cuando oía, el alegre canto de los otros pajarillos, que gorjeaban en el verde prado o remontábanse hacia el cielo, seguíalos con la vista, que bien se hubiera, podido imaginársela empapada en lágrimas. Empero, a la mísera prisioneraabatida, nada le sugirió su instinto que pudiera librarla del débil muro que la tenía encarcelada. Prodigábanle cariños sus cuidadores: cándidas criaturas regocijadas, que sin comprender la pena de su cautiverio, dábanle en cambio un puñado de migajas de pan, a que acompañaban ingenuas palabras de afecto. La pobre capinera se mostraba, resignada con su suerte; ¡infeliz! Llena de mansedumbre, aun ensu dolor, parecía, exenta de, todo sentimiento de reproche, picoteando el mijo y las migajas; pues su extrema
5

G. VERGA

debilidad no le permitía más. Dos días después, en su prisión, doblada la cabecita bajo el ala, encontrósela consumida. Estaba muerta ¡pobre capinera! Hallábase su escudilla colmada de comida. Aquel cuerpecito, aniquilado de hambre y de sed, no se nutría de alimentossolamente. Cuando la madre de los dos pequeñuelos, inocentes despiadados verdugos de la pobre avecilla, me narrara la historia de una desventurada, a la que los muros del claustro habían aprisionado el cuerpo, y la superstición y el amor torturado el espíritu: uno de aquellos dramas íntimos frecuentes en la vida, que pasan velados por el misterio, cuita de un corazón tierno, delicado, que amó, lloróy rogó, ocultando sus lágrimas y sus plegarias, y que por último, envuelto en su dolor, se consumió, yo pensé en la, dulce capinera cautiva, que contemplaba, silenciosa el firmamento azulado a través de los alambres de su jaula, picoteando tristemente el mijo; muerta, doblada la cabecita bajo el ala. He ahí el por qué del título: Historia de una capinera Florencia, en el estío de 1809
6 HISTORIA DE UNA CAPINERA

HISTORIA DE UNA CAPINERA (1) Monte Ilice, 3 de septiembre de 1854. Mi querida Mariana: Cumplo la promesa que te hiciera, de escribirte. Veinte días hace que estoy aquí, corriendo por los campos, sola, completamente sola, ¿comprendes? Desde el despuntar del alba hasta la noche, sentada bajo estos inmensos castaños, escuchando el canto de los alegres pajaritos que saltan de...
tracking img