Sin titulo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1439 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL EXAMEN

Una vez, en la escuela, el profesor nos
hizo un examen sorpresa.

Leí todas las preguntas, hasta llegar a la última:
¿Cómo se llama la mujer que limpia la escuela?
Pensé en una broma.
Yo había visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela.
Era alta, de cabello oscuro, unos 55 años, pero,
¿cómo iba a saber su nombre?

Entregué el examen sin responder esa pregunta.Al final de la evaluzción, alguien le
preguntó al profesor si esa pregunta contaría
para la calificación.

Definitivamente —respondió. En sus carreras ustedes conocerán a
muchas personas. Todas son importantes.

Todas merecen su atención y cuidado, aun si ustedes
sólo les sonríen y dicen: ¡Hola!

Nunca olvidé esa pregunta y ese aprendizaje que se me otorgó,luego supe que
su nombre eraCarmen.

EL PRECIO

En los días en que un helado costaba mucho
menos, un niño de 10 años entró en un negocio
y se sentó en una mesa.

La mesera se presentó ante el niño

— ¿Cuánto cuesta un helado con chocolate? —preguntó el niño.

—Cincuenta centavos —respondió la mujer.

El niño sacó la mano del bolsillo y examinó
las monedas.
— ¿Cuánto cuesta un helado solo? —volvió
apreguntar.

La camarera ya estaba un poco impaciente.
—Veinticinco centavos —dijo de mal modo.

El niño volvió a contar las monedas.
—Quiero el helado solo.

La mesera le trajo el helado, puso la cuenta
en la mesa y se fue.

El niño comió el helado, pagó en la caja y se marchó.

Cuando la mesera volvió a limpiar la mesa, le costó tragar saliva
al ver que allí, ordenadamente junto al platovacío,
había veinticinco centavos: su propina.

EL AGUILA

Un guerrero indio encontró un huevo de
águila en el tope de una montaña, y lo puso
junto con los huevos que iban a ser empollados
por una gallina.

Cuando el tiempo llegó, los pollitos salieron del cascarón,
y el aguilucho también.

Después de un tiempo, aprendió a
cacarear al escarbar la tierra, a buscar lombrices
y a subir alas ramas más bajas de los árboles,
exactamente como todas las gallinas.

Su vida transcurrió en la conciencia de que era una
gallina. Un día, ya vieja, el águila estaba
mirando hacia arriba y tuvo una visión
magnífica.

Un pájaro majestuoso volaba en el
cielo abierto como si no necesitase hacer el más
mínimo esfuerzo. Impresionada, se volvió hacia
la gallina más próxima y le preguntó:—¿Qué pájaro es aquel?

La gallina miró hacia arriba y respondió:
—¡Ah! Es el águila dorada, reina de los cielos.
Pero no pienses en ella: tú y yo somos de
aquí abajo.

El águila no miró hacia arriba nunca más y
murió en la conciencia de que era una gallina,
pues así había sido tratada siempre.

LA RANITA

Un grupo de ranas viajaba por el bosque,
cuando de repente dos de ellas cayeronen un
pozo profundo. Las demás se reunieron
alrededor del agujero y, cuando vieron lo hondo
que era, le dijeron a las caídas que, para efectos
prácticos, debían darse por muertas.

Sin embargo, ellas seguían tratando de salir del
hoyo con todas sus fuerzas. Las otras les decían
que esos esfuerzos serían inútiles.

Finalmente, una de las ranas atendió a lo que
las demás decían, se diopor vencida y murió.

La otra continuó saltando con tanto esfuerzo
como le era posible. La multitud le gritaba que
era inútil pero la rana seguía saltando, cada vez
con más fuerza, hasta que finalmente salió del
hoyo. Las otras le preguntaron:
“¿No escuchabas lo que te decíamos?”

La ranita les explicó que era sorda, y creía que las demás
la estaban animando desde el borde a
esforzarsemás y más para salir del hueco.

La palabra tiene poder de vida y de muerte.
Una voz de aliento a alguien que se siente
desanimado puede ayudarle a terminar el día,
mientras que una palabra negativa puede
acabar por destruirlo.

Cualquiera puede decir,..
palabras que roben a los demás el espíritu que
les permite seguir la lucha en medio de
tiempos difíciles.

Tengamos cuidado con...
tracking img