Sindicalismo En El Salvador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 9 (2205 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 15 de mayo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SINDICALISTA MODERNO EN EL SALVADOR
EL SINDICALISTA MODERNO EN EL SALVADOR.

Por Lic. Santos Guerra Grijalba.

Vistos los eventos que protagonizaron La semana pasada dos sindicatos de nuestro país, puedo concluir que perdieron una gran oportunidad para mejorar su imagen y posicionarse de mejor forma ante la opinión pública nacional. Pese a los esfuerzos de sus dirigentes, la jornada encuestión no será recordada por los ciudadanos como un hito significativo en el logro de las demandas de los trabajadores. La estrategia que utilizaron no fue la correcta.

Los grandes errores cometidos por los Sindicatos tanto el de Empleados del Órgano Judicial SINEJUS, así como El Sindicato General de Empleados del Ministerio de Salud Pública, SIGESAL, no pueden más que debilitar su capacidad yfortaleza, perjudicando con ello a sus representados.

La situación de los sindicatos en nuestro país es francamente deplorable. El porcentaje de trabajadores agrupados en los sindicatos es muy escuálido. Asimismo, es realmente patente la poca motivación y la mala imagen que actualmente tiene nuestra sociedad de ese tipo de asociaciones.

Con las actuaciones de la semana pasada del cierre delos Hospitales de nuestro país, así como del Instituto de Medicina Legal de la Corte Suprema de Justicia, ha quedado más que evidenciado que el movimiento sindical salvadoreño permanece atrapado en una crisis de mala imagen y poco apoyo de los empleados, que confirma la gran necesidad de avanzar más allá de lo que se esperara de un sindicato moderno. Quienes llevan años en la dirección para elcaso del sindicato de empleados judiciales SINEJUS, antes ANEJUS, deben reconocer la necesidad de renovarse cuanto antes.

Lo anterior es de especial relevancia no sólo para los trabajadores, sino para nuestro propio país en su conjunto, pues urge que los derechos de los trabajadores/as se fortalezcan de forma enérgica, pero sin olvidarnos que frente a nuestros derechos existen personas titularesde otros derechos que debemos respetar, y que de ninguna manera podemos con la intención de hacer valer los nuestros, violentar los derechos de los demás.

Un sindicalista moderno debe aprender - antes de cerrar portones - a utilizar y agotar los mecanismos legales para hacer valer los derechos de la clase trabajadora, estar presto a defender a sus representados frente a las autoridades de lasdistintas instituciones de nuestro país, pero con los mejores argumentos en defensa de sus posiciones y de las reivindicaciones de los asalariados, y no utilizar señalamientos infundados como ha quedado de manifiesto en el caso del Instituto de Medicina Legal que lo único que han dejado evidenciado, son los intereses personales de dirigentes de SINEJUS. Puedo asegurarles que no es llamando a laautoridades de la Corte Suprema de Justicia como hace unos días pude leer en una red social de dicho sindicato “ pinochos “, como verdaderamente lograremos hacer valer los derechos de la clase trabajadora de nuestro país.

El sindicalista moderno debe ser aguerrido y establecer posiciones serias frente al empleador, pero también debe aprender a ser respetuoso de su trabajo recordando siempre que loprincipal es el trabajo y que el ser representante sindical además de ser un privilegio, es algo accesorio de nuestro mismo trabajo, debe aprender a ser respetuoso de cualquier ser humano así como de sí mismos, el sindicalista moderno de ninguna manera debe de aprovecharse de su posición para su beneficio personal, negociando plazas, ni aumentos personales. Recordémonos el penoso caso muypublicitado por los medios de comunicación en el año 2008, cuando se marcho pidiendo un incremento salarial con la Asociación de Empleados Judiciales ANEJUS, y la Directiva de dicha asociación negocio aumento solo para sus directivos nacionales.

Las organizaciones sindicales, precisamente deberían ser los principales portavoces en la lucha contra estas situaciones, preguntémonos cuantos familiares...
tracking img