Sindrome toxico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MENTIRA DE LA COLZA
Andreas FABER-KAISER
La ocultaci´n de la verdadera causa del S´ o ındrome T´xico o impidi´ la curaci´n de miles de espa˜ oles o o n Mientras la Ciencia a los 3 meses ya sab´ QUE NO POD´ SER EL ACEITE DE ıa IA COLZA, el Poder ACUSABA Y ENCARCELABA a los industriales del ACEITE DE COLZA. Mientras la Ciencia a los 8 meses ya sab´ COMO CURAR A LOS ıa AFECTADOS, el Poderocultaba a m´s de 60.000 enfermos la POSIBILIDAD a ´ DE SU CURACION.

Pacto de silencio
En la primavera de 1981 fueron envenenados m´s de 60.000 espa˜oles. a n M´s de 700 de ellos, murieron1 . Desde entonces y hasta hoy, los gobiernos a de UCD y del PSOE han centrado sus esfuerzos en impedir que el aut´ntico e criminal salga a la luz p´blica. Hab´ que borrar por todos los medios las u ıa huellas queconduc´ al foco de la intoxicaci´n. Se lleg´ as´ a un oscuro ıan o o ı montaje de los distintos sectores del Poder y de los servicios de inteligencia, para conformar el efectivo ((pacto de silencio)) que deb´ evitar que se supiera ıa que aqu´ se aplic´ a seres humanos una nueva combinaci´n qu´ ı o o ımica, aplicable en el futuro a una posible guerra qu´ ımica.

Enfermedad nueva
Hagamos un pocode historia de este complejo asunto: a principios de mayo de 1981 se detecta una enfermedad nueva en Espa˜a, que afecta r´pin a damente a un creciente n´mero de individuos. En los primeros d´ surgen u ıas diversas hip´tesis de urgencia sobre el origen que desencaden´ la epidemia, o o
1

Actualmente sabemos que los muertos son m´s de 1.100, seg´n datos de la OCU a u

1

hasta que elgobierno anuncia por televisi´n que la culpa de todo la tiene una o partida de aceite de colza desnaturalizado, distribuido en venta ambulante. Los industriales y comerciantes que han intervenido en el proceso de importaci´n, manipulaci´n y distribuci´n de este aceite son quienes se sentaron en o o o el banquillo de los acusados. Pero a lo largo de estos a˜os ha habido una n serie de cient´ ıficos quehan evidenciado que el aceite pesuntamente t´xico no o pudo haber sido el causante de la tragedia. Simult´neamente, otros investigadores han ido siguiendo una pista distina ta, que conduce a un origen mucho m´s l´gico para la epidemia, si tomamos a o en consideraci´n todos los elementos que conformaron la intoxicaci´n deo o tectada en 1981. Esta pista tiene su punto de partida en una combinaci´n oinsecticida, concretamente un combinado nematicida organotiofosforado que envenen´ a las m´s de 60.000 v´ o a ıctimas al consumir ´stas tomates de una e determinada partida tratada con el aludido insecticida. La investigaci´n por v´ judicial de esta posibilidad, as´ como de cualo ıa ı quier otra hip´tesis plausible con respecto a la causa real de la enfermedad, o investigaci´n que no deber´ definalizar hasta lograr demostrar fehacienteo ıa mente cu´l fue el indiscutible desencadenante de la tragedia, es el camino que a debe de desembocar en el aut´ntico juicio del s´ e ındrome t´xico, con reparto o de responsabilidades a quien realmente y en justicia corresponda.

La curaci´n no interesaba o
La gravedad del problema se acent´a por la circunstancia de que por lo u menos desde finales dejulio de 1981 el goberno estaba suficientemente bien informado de que no era posible que el aceite fuera el causante de la eipdemia. Desde aquel momento cuando menos deb´ de haberse incentivado con todos ıa los recursos posibles el an´lisis de las otras posibilidades que se barajaban a para el posible origen de la enfermedad, posibilidades que ya estaban tambi´n e a finales de julio de 1981 sobre lamesa de quienes empu˜an las riendas del n poder. Eso era prioridad absoluta puesto que hab´ personas que se estaban ıa muriendo y se impon´ la urgente necesidad de conocer el origen del mal para ıa poder intentar la curaci´n adecuada de los afectados. o Meses m´s tarde, pero siempre dentro del mismo a˜o 1981, el Ministerio a n de Sanidad queda ampliamente informado de la posibilidad de que...
tracking img