Singapur 1941.1942 la caida del bastion occidental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3534 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SINGAPUR 1941-1942: La caida de un bastión occidental.

Karl Roland Sievers Carrasco, Profesor de Historia Militar Universal, Escuela Militar.

En 1941, Singapur era parte de Malasia, una próspera colonia británica que se extendía desde la frontera con Tailandia en el Istmo de Kra por el Norte, hasta la propia isla puerto en su extremo Sur. De su población de 5.500.000 habitantes, el 43%eran chinos y 41% malayos y ellos se habían sometido pacíficamente al dominio de los europeos. La isla estaba separada de Malasia por un canal, el estrecho de Johore, que en algunos puntos no tiene más de 700 metros de ancho y estaba unida a la península por una gran calzada artificial por la que cruzaba una carretera, el ferrocarril, un oleoducto y varios ductos de agua. Por esa vía llegaban,diariamente, a Singapur y a su puerto dos productos preciosos y estratégicos para la economía y la industria bélica británica: el estaño y el caucho, que se extraían de Malasia y que constituían, el 58 y el 38%, respectivamente, de la producción mundial. El caucho había sido contrabandeado desde Brasil a principios de siglo y en Malasia crecía con mayor rapidez y producía más recina que en elAmazonas, pero era el estaño el mineral que hacía a Malasia tan importante. Era en palabras británicas, una fábrica de dólares, un punto clave del Imperio, tanto en lo político, económico y estratégico.

Para proteger el comercio de tales materias primas y controlar el tráfico marítimo por el estrecho de Málaca, entre el Índico y el Mar de China, Londres había hecho de Singapur su mayor complejomilitar en el Sudeste de Asia, y era conocido como el Gibraltar del Lejano Oriente, una fortaleza inexpugnable y símbolo del poder británico. En su ribera Noreste, se construyó una moderna base naval a un costo astronómico para la época, de 60 millones de libras esterlinas y cuya terminación demoró 17 años. Esta base sería la proyección del poder británico en el Lejano Oriente y el sostén de unafuerza naval capaz de disuadir a cualquiera que pretendiera disputarle su influencia en la región. La defensa aérea de la isla, se apoyó principalmente en cuatro aeropuertos: Kallang, Seletar, Sembawang y Tengah, además de muchas bases aéreas y pistas auxiliares, diseminadas a lo largo de la penísula. Su defensa de costa constaba de poderosas baterías que apuntaban sus piezas hacia el mar, haciendode ella, en palabras del propio Churchill, un acorazado inhundible. En efecto, la isla disponía de diez piezas de artillería de 15 pulgadas, y dos docenas de 9.29 pulgadas emplazadas en hormigón que harían imposible un intento de conquistarla por mar. Si la fortaleza era sometida a un bloqueo naval, contaba con provisiones para seis meses, tiempo suficiente para que una fuerza naval proveniente deInglaterra, concurriera en su auxilio.

En cuanto a la fuerza terrestre, en diciembre de 1941, su guarnición aumentó de 86.000 a unos 91.000 hombres sin ningún tanque, porque se estimó por mucho tiempo, que estos no podían operar en la jungla. No obstante esta estimación es modificada más tarde como producto de una nueva apreciación y se considera el empleo de hasta una brigada acorazada,pero esta jamás llega. Las fuerzas en Malasia podían ser incrementadas progresivamente con más unidades angloindias, malayas, australianas e inglesas, a medida que la situación así lo requiriera.

Singapur era el paraíso terrenal que imaginaba cualquier europeo, lindas playas; cómodos bungalow; clima tropical; abundancia de todo; gin, bourbon y whisky; bridge y “dancing” en tenida de etiquetalos sábados en el hotel Raffles, que era otro de los símbolos de la opulencia inglesa; juegos de cricket, tenis, por supuesto también golf y carreras de caballos los domingos; los casinos permanecían abiertos durante toda la noche; y a partir del lunes, “business, as usual”. No había racionamiento de alimentos y gasolina como en Londres, ni apagones de luz, ni carreras al “underground” por...
tracking img