Sintesis el alquimista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1582 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Santiago es un joven que con su sed de conocer nuevos lugares se aventura a ser pastor, cuidando sus ovejas y llevándolas al pueblo para vender su lana. Santiago se sentó en un banco en la plaza para leer un libro, y se encuentra con un viejo, que le dice que no vale la pena leerlo. Santiago, increíblemente asombrado, le pregunta si ya lo ha leído, a lo que el viejo responde afirmativamente.
Elviejo le cuenta que es un rey, el Rey de Salem.
Le da la décima parte de sus ovejas a cambio de que le mostrase donde esta su tesoro y el misterioso Rey le da unas piedras místicas, una negra y una blanca (Urim y Tumim), y le cuenta una historia: la meta en la tierra de todo hombre es su leyenda Personal, encontrarla y alcanzarla. "Cuando una persona desea realmente algo, todo el universoconspira para que realice su deseo", le confía.
Atraviesa en barco el Estrecho de Gibraltar, llegando a África. Es una tierra ajena, donde todos hablan lenguas extrañas y tienen costumbres y vestimentas muy diferentes, donde reinan los ladrones y bandidos y no se puede confiar en nadie.
Cuando le roban se siente miserable y tonto. Ayudado por un hombre noble se vuelve a aventurar por las calles deTánger hasta encontrar un negocio de cristales, en el cual entra y empieza a limpiar los cristales expuestos El dueño, percatándose, le deja hacer sin decirle nada. Después Santiago le dice por señas que tiene hambre. Pasan a un comedor donde el dueño le habla en español y le dice que no era necesario que hubiese limpiado los recipientes, pues su religión le obliga a dar de comer al hambriento, a loque el muchacho pregunta asombrado por qué lo había dejado limpiar los cristales. El comerciante responde que necesitan una limpieza de vez en cuando.
El hombre contrata al muchacho, y trabaja con empeño en gana mucho dinero para poder regresar y comprar todo su rebaño de nuevo. Gana dinero suficiente como para duplicar su antiguo rebaño y piensa que ese era su tesoro. Pasaba poco menos de un año,cuando un vendedor de Té llegó al negocio y ofreció servir Té. El dueño de la tienda respondió negativamente ya que en su interior tenía miedo a lo desconocido, tenía miedo a que su negocio creciese y no lo pudiese controlar él solo.
El dueño le contó que a veces los sueños no se pueden cumplir por la falta de determinación de la gente, entonces recordó al viejo rey y su Leyenda Personal; sehabía olvidado totalmente de ella.
Le dijo al dueño que al siguiente día se iba y éste, con cierta tristeza, acepta. Al día siguiente parte.
Se une a una caravana y se adentra en las arenas del desierto. Por muchas noches y días camina, haciendo amistad con un inglés que busca un Alquimista. El caravanero no dormía de noches ya que el miedo lo tenía paralizado; en el desierto se desarrollaba unaguerra entre varios clanes y una caravana desconocida es asaltada.
Llegaron a lo que, después de haber estado mucho tiempo en el desierto, parecía el paraíso, un oasis en el que el inglés y el muchacho siguieron su búsqueda. Santiago encontró ahí el amor de su vida, Fátima.
Un día el muchacho estaba adormitado en las arenas, cuando dos gavilanes aparecen en el cielo y él tiene una visión, en la cualve a cientos de hombres entrando en el oasis, matando y quemando todo a su paso.
El muchacho le cuenta su visión a los Jefes Tribales, los cuales le hacen caso omiso, argumentando que el desierto nunca da señales a extraños.
Pero joven tenía la confianza de todos y comienzan a prepararse.
Esa misma noche, el joven, estaba caminado por el desierto; de repente un jinete negro con voz grave eintimidante le pregunta si él había sido la persona que tuvo la visión a través de los gavilanes , a lo cual respondió afirmativamente, argumentando que los gavilanes lo habían escogido para decirle lo que tenían que decir.
El Jinete desenvainó su espada y rozó con ella la cabeza inclinada del chico. Era tan filosa que salió una gota de sangre. La última y más intimidante pregunta que el jinete...
tracking img