Situacion del rio de la plata

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1747 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cuadro de situación fiscal en el Río de la Plata, 1815-1820: la creciente importancia del comercio exterior en los ingresos del Estado revolucionario
La segunda mitad de la década de 1810 ofrece, de acuerdo con Halperín Donghi, dos elementos de continuidad con la primera. Uno de ellos es la guerra. El otro es una consecuencia de la apertura económica adoptada por los gobiernos revolucionariosde Buenos Aires: el crecimiento de los ingresos relacionados con los gravámenes al comercio exterior y al consumidor porteño. Hasta 1819, la Aduana pareció tener la capacidad de reemplazar a la minería altoperuana como sustento de las finanzas de Buenos Aires. No obstante, la guerra multiplicó los gastos de las autoridades de Buenos Aires y los recursos aduaneros no resultaban suficientes paracubrir dichos gastos. Era necesario costear la guerra con medios adicionales. Sin embargo, la presión del Estado porteño sobre la comunidad mercantil no se dio por la vía impositiva. No resultaba conveniente utilizar ese camino. Como señala Halperín Donghi, resultaba riesgoso, por razones financieras y políticas a la vez, alterar la estructura impositiva y disgustar al grupo que, gracias a lapolítica liberalizadora de los gobiernos revolucionarios, se había vuelto prácticamente hegemónico en el mercado porteño: el de los comerciantes británicos. En consecuencia, antes de cambiar la estructura del sistema impositivo, los gobiernos de Buenos Aires, optaron, ya desde 1810 en adelante, por el recurso de las contribuciones voluntarias -que no eran necesariamente en dinero: podían ser enesclavos, alimentos, ganado, etc.- y de las contribuciones extraordinarias -cuyo peso recayó sobre los sectores menos poderosos dentro del grupo comercial: primero los peninsulares, luego los comerciantes nativos-. (1)
    Un análisis comparativo de los ingresos entre 1811-1815 y 1816-1819 revela, respecto de las contribuciones voluntarias y extraordinarias que éstas, si bien registraron uncomportamiento ascendente, fueron un recurso limitado para el fisco porteño en términos de su eficacia. En el caso de las contribuciones voluntarias, éstas pasaron de 136.460,5(3/4) $ para el primer período a 527.921,5(3/4) $ para el segundo. Por su parte, las contribuciones extraordinarias, evolucionaron de 596.108 $ para 1811-1815 a 638.158,4 ½ $ (con una distinción entre contribuciones forzosas, 242.448,4$ y contribuciones forzosas de enemigos, 395.710,0 ½ $). En el caso de los ingresos por acciones de guerra e incautación de la propiedad enemiga, la primera mitad de la década resultó más eficaz en términos de recaudación que la segunda. Mientras en el período 1811-1815 el rubro ingresos por acciones de guerra y disposición de la propiedad enemiga alcanzó el importante monto de 1.270.368,3 ½ $,vale advertir que el mismo cayó dramáticamente en la segunda mitad de la década revolucionaria, arrojando una cifra de sólo 117.732,1 ½ $. (2)
    La apuntada expansión de los ingresos proporcionados por los impuestos al comercio exterior convivió en la segunda mitad de la década de 1810 con otra tendencia ya manifiesta en la primera mitad de la década, que fue también hija de la liberalizacióncomercial: la drástica caída del precio de las importaciones. El examen comparativo de los montos de los derechos al comercio exterior como de los impuestos al comercio, propiedad y producción en los períodos 1811-1815 y 1816-1819 revela que los gobiernos de Buenos Aires no traicionaron la política liberalizadora implementada desde 1810. Ambos grupos de impuestos nunca estuvieron pensados para frenarla expansión mercantil porteña e incluso descendieron en la segunda mitad de la década. En el caso de los impuestos al comercio exterior, de 6.453.318,2 ¼ $ a 5.976.328,5 ¼ $. En el caso de los impuestos a la propiedad, comercio y producción, de 2.806.037,1 ½ $ a 2.141.256,4 ½ $. (3) Estos leves descensos marcaban una continuidad en la política comercial de los gobiernos porteños entre 1810 y...
tracking img