Slipknot

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3111 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
"Masacres de la selva": ¿Nunca más?
El sacerdote jesuita Ricardo Falla ha dedicado los últimos cinco años de su vida a acompañar a las Comunidades de Población en Resistencia y acaba de escribir un libro que relata los horrores que esta gente vivió en 1982. Envío habló con el P. Falla.

Emma G. Martínez
"¡Guerrillero a los 60 años!" Así, con incredulidad, contestó el sacerdote jesuitaguatemalteco Ricardo Falla a la acusación del Ministro de Defensa de Guatemala, que lo señaló como el ideólogo de la guerrilla. "Sólo soy sacerdote", dijo.

Pero no se trata de cualquier sacerdote. Este cura antropólogo ha dedicado los últimos cinco años de su vida a acompañar a las Comunidades de Población en Resistencia (CPR), en las selvas del Ixcán, en El Quiché, zona de combates entre el ejércitoy la guerrilla de la URNG. Vivía con las comunidades, huyendo de los bombardeos de la fuerza aérea, los acompañaba en sus constantes desplazamientos con una pequeña iglesia móvil, y como científico social documentaba los métodos de organización y producción de la comunidad. Para esta misión pastoral contaban con toda la aprobación de la Compañía de Jesús, aunque su trabajo no era público, paraprotegerle a él y a esta población, considerda insurgente por el ejército.

En 1992, el libro de Ricardo Falla Masacres de la Selva fue publicado en Guatemala. En él informa, con testimonios de primera mano, sobre la campaña contrainsurgente que en 1982 llevaron a cabo en el Ixcán los militares. El libro lo convirtió en "enemigo público, número uno" del ejército guatemalteco.

Desde entonces hasido blanco de una amplia campaña en los medios de comunicación. En diciembre, Falla tuvo que "salir al claro", como dice la gente de las CPR, dejando el Ixcán y Guatemala para salvar su vida.

"El Popol Vuh me condujo a la antropología"
ENVIO - ¿Cómo llegó usted a la antropología?

FALLA - Estando en Austria estudiando teología empecé a estudiar también el Popol Vuh. Y comencé a leer librosde sicología que comparaban la sicología del "primitivo" con la sicología del niño y con la del enfermo. En la universidad de Innsbruck fui a preguntarle a un sicólogo: "Y de esto ¡¿dónde puedo estudiar más?" Me parecía sugerente, aunque muy alejado de la realidad, "Esto se llama antropología, pero no lo busques en Europa, sino en los Estados Unidos", me dijo. Fue por el Popol Vuh dentro delcontexto de la teología que llegué a la antropología.

ENVIO - ¿Y no conocía de antes el Popol Vuh?

FALLA - Sí, lo conocía y veía en él mucha fuerza, pero no lo entendía. Escribí mucho sobre él, pero no entendía su fondo porque lo estaba viendo desde fuera y no desde dentro. Y porque no tenía los instrumentos para entrar. Cuando terminé teología, fui a estudiar antropología en Tejas, y despuésvine a hacer trabajo de campo en El Salvador. De nuevo en Centroamérica se me fue iluminando el Popol Vuh y fui viendo cómo esta sociedad de hoy, de raíces indígenas, había resistido tantos siglos conservando intacta su misma estructura social. Con el tiempo, el Popol Vuh ya no fue para mí solamente un texto maravilloso, sino algo real. Era la raíz de un pueblo pobre que está sufriendo y resiste.ENVIO - ¿Ha vivido y estudiado antropología en varios países?

FALLA - Antes de hacer el doctorado, leí a Levi Strauss. El habla en su libro "Los Tristes Trópicos" sobre el choque cultural que supone la antropología. Pensé: voy a ir a vivir a un lugar muy distinto y muy primitivo, para sentir ese choque, lo que no experimentás leyendo un libro. En 1968 fui a estar tres meses con los Yaruros deVenezuela. Fue una experiencia muy buena. Es algo que te cambia porque te hace imaginar la otra cara de la luna: así fuimos todos los seres humanos hace poco tiempo. Me impactó mucho.

He estado también en otros lugares de Centroamérica. A Nicaragua llegué antes de la revolución. ¿Cómo podemos ayudar?, decíamos después de la insurrección de septiembre del 78. Algunos nos dijeron: "Ayúdanos a...
tracking img