Soberano y súbdito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3829 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Morales Aguilar Juan Manuel
Matrícula: 209211781
Capítulo IV
SOBERANO Y SÚBDITO

Toda sociedad donde hay derecho hay realmente un soberano, caracterizado afirmativa y negativamente por referencia al hábito de obediencia: una persona o cuerpo de personas cuyas órdenes son habitualmente obedecidas por la gran mayoría de la sociedad y que no obedece habitualmente a ninguna otra persona opersonas. Esta teoría general sobre el fundamento de todos los sistemas jurídicos afirma que en toda sociedad humana donde hay derecho, por debajo de la variedad de formas políticas, habremos de hallar, esta relación simple entre súbditos que prestan obediencia habitual y un soberano que no presta obediencia habitual a nadie.

En esta doctrina hay dos puntos de especial importancia: Elprimero se refiere a la idea de hábito de obediencia, que es todo cuanto se requiere de parte de aquellos a quienes se aplican las normas del soberano. Tal hábito basta para dar cuenta de dos características: el carácter continuo de la autoridad para crear derecho que poseen una sucesión de legisladores diferentes, y la persistencia de las normas mucho después de que su creador y quienes leprestaban obediencia habitual han desaparecido. Nuestro segundo punto se refiere a la posición del soberano respecto del derecho: él crea derecho para los demás y les impone deberes jurídicos o “limitaciones”, a la par que se dice de él que es jurídicamente ilimitado e ilimitable.

1. EL HÁBITO DE OBEDIENCIA Y LA CONTINUIDAD
DEL DERECHO

El hábito de obediencia es una relaciónpersonal entre cada súbdito y el soberano: cada uno hace regularmente lo que el soberano le ordena a él, entre otros, que haga. Si decimos que la población “tiene el hábito”, sólo significará que los hábitos de la mayoría son convergentes: cada uno obedece habitualmente al soberano. Todo cuanto se exige de la comunidad para construir al soberano son los actos personales de obediencia de la población.Cada individuo sólo necesita obedece; mientras la obediencia es regular, nadie en la comunidad necesita tener o expresar opinión alguna acerca de si su propia obediencia, o la de los demás, es en algún sentido correcta, propia, o legítimamente exigida. Sólo después que sepamos que las órdenes del soberano han sido obedecidas durante algún tiempo, podremos afirmar que se ha establecido un hábito deobediencia. Entonces podemos decir de cualquier orden posterior que ella es ya derecho. Es característico que un sistema jurídico, asegure la continuidad ininterrumpida del poder de creación de derecho mediante reglas que sirven de puente en la transición de un legislador a otro: ellas regulan la sucesión por adelantado, designando o especificando en términos generales los requisitos o condicionespara ser legislador y el modo de determinar quién lo es.

La idea de la obediencia habitual fracasa de dos maneras diferentes, aunque relacionadas, para dar razón de la continuidad que se observa en todo sistema jurídico normal cuando un legislador sucede a otro. En primer lugar, los simples hábitos de obediencia frente a órdenes dadas por un legislador no pueden conferir al nuevolegislador ningún derecho a suceder al anterior y a dar órdenes en su reemplazo. En segundo lugar, la obediencia habitual al legislador anterior no puede por sí sola hacer probable las órdenes del nuevo legislador serán obedecidas o fundar una presunción en tal sentido. Hay un punto de semejanza entre las reglas sociales y los hábitos: en ambos casos la conducta de que se trata tiene que ser general,aunque no necesariamente invariable. Pero aunque existe esta semejanza hay tres diferencias salientes:

En primer lugar, para que el grupo tenga un hábito basta con que su conducta converja de hecho. En segundo lugar, cuando existen tales reglas, no sólo se hace de hecho esa crítica, sino que las desviaciones respecto del modelo o pauta son aceptadas generalmente como una buena razón para...
tracking img