Sobre algunas diferencias entre modernidad y posmodernidad. patricia cifre wibrow

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2885 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sobre algunas diferencias entre modernos y postmodernos
PATRICIA CIFRE WtBRow
Universidad de Salamanca

Es inevitable que en su esfuerzo por elevar el lenguaje al rango de arte, el escritor cobre conciencia de que el suyo es un lenguaje diferente del ordinario
—y de que en el terreno del arte no cabe más naturalidad que la del artificio. Y ciertamente son innumerables las obras en cuyointerior aparece más o menos sutilmente inscrita esa conciencia, porque desde siempre los escritores han buscado la forma de llamar la atención sobre las particularidades de su lenguaje, y a la largo de los siglos han ido desarrollando toda una serie de recursos que les permiten expresar las preocupaciones relativas al propio quehacer. Pero aun cuando es claro que las posiciones estéticas del autor conrespecto a su obra siempre se han visto reflejadas en ésta —en el juego de perspectivas y modos de narrar, en las alusiones y citas intertextuales— es preciso reconocer que no ha sido más que a partir de la modernidad cuando los escritores han comenzado a usar ese tipo de recursos para llamar la atención abierta y sistemáticamente

sobre el estatus ontológico de la propia obra en tanto querepresentación: Cervantes, Sterne, Goethe, Jean Paul o Diderot rompen los marcos de la narración
e incluso se atreven a ridiculizar las convenciones literarias imperantes, pero no para sacar a relucir la naturaleza problemática de la propia representación, como hacen los modernos, o para denunciar la propia obra de arte como simulacro, a la manera de los postmodernos, sino para tratar de imponer unnuevo ideal de realismo o verosimilitud: al multiplicar los marcos internos de la obra, confundiendo los distintos planos de la ficción, estos autores en el fondo no pretenden

atentar contra la ilusión mimética, sino que más bien tratan de reforzarla. Sus
ataques no se dirigen contra la propia obra —y menos contra la institución arte—, sino contra una serie de convenciones que se han quedadocaducas. Por
Revista de Filología Alemana, n.
0 5,63-71. Servicio de Publicaciones UCM. Madrid, 1997

64

Patricia Cifre Wibroii

eso, en cuanto han logrado su propósito —una vez que Ariosto ha reblandecido las rigideces de la epopeya y Cervantes y Sterne han dejado a descubierto los convencionalismos de la novela de caballerías o de la novela sentimental— todos ellos se apresuran a volvera establecer en otro nivel la ilusión mimética contra la que en principio parecían atentar, pues a pesar de la audacia con la que hacen converger los mundos del autor, del lector y los personajes en el interior de una misma obra, al final todos ellos procuran integrar esos mundos ficcionales en un mismo marco capaz de englobarlos a todos. Violan los marcos que separan el mundo de la realidad y laficción. sí, pero sólo para reestablecerlos más adelante, reajustándolos a un nuevo ideal de verosimilitud. Es claro además que tradicionalmente ese tipo de obras (tan autoconscientes) no aparecieron más que muy raramente —generalmente en momentos de transición entre dos paradigmas diferentes, cuando a la literatura no le quedaba

tnás remedio que descuidar el realismo de la historia paraponerse a revisar una
serie de convenciones que se habían quedado caducas—, de tal fonna que en realidad no fue más que a partir de la modernidad cuando se produjo un desplazamiento del concepto de representación que hizo que el arte se distanciara de ese realismo ingenuo que pretendía conocer las cosas en st mtsmas (y que en

general actuaba como si la actividad de conocer no tuviera ningunainfluencia
en lo conocido) para comenzar a interiorizar los postulados de Mach (cuya filosofía ponía entre paréntisis el objeto real a fin de fijar su atención en el acto de conocerlo), Heisenberg (según el cual la observación siempre influye en lo observado) y Einstein (según el cual las observaciones son siempre relativas al punto de referencia del observador). A partir de ahí tanto los escritores...
tracking img