Sobre el porvenir de nuestras instituciones educativas por friedrich nietzsche

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1107 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SOBRE EL PORVENIR DE NUESTRAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS
Friedrich Nietzsche

El tema el cual a tratar de dar una reflexión es el problema del futuro de las escuelas, inocentemente por circunstancias extrañas fui testigo de una conversación sobre este tema, entre unos hombres notables, el cual daban sus puntos de consideración para afrontar el problema, se pronunciaron verdades prohibidas yconstruyan sus esperanzas con mayor audacia. Por razonamiento reflexivo esa conversación se trata de una ciudad que intenta fomentar la cultura y la educación de sus ciudadanos en tal medida que provoque rubor en estados más grandes. Es un lugar donde se supone se hace tanto por estas cosas que es necesario pensar otro tanto sobre ellas. Luego relatare la conversación y mi experiencia inocente; unaexperiencia de cuando era joven acompañado por un amigo en la ciudad universitaria de Bonn junto al Rin, en la que vi delimitado mi sueño por obstáculos inexplicables. Cuando estaba en el instituto creamos una sociedad con vínculos al arte y literatura. De ese modo pensábamos estimular y al mismo refrenar nuestros impulsos culturales. Habíamos programado visitar cada año para expresar nuestrasopiniones literarias, pero no fue fácil, cinco años mas tarde aquel día la compañía se dirigía en una excursión a Rolandseck. Durante el final hice la señal con mi amigo para dirigirnos a nuestro campo de tiro en el bosque detrás de Rolandseck en esa época sentíamos pasión por el tiro de pistola; pero ese momento nos encontraron, un viejo con su perro y otro individuo más joven; nos grito y dijo queAcá no se hacían duelos como vais a ser la inteligencia del futuro, la semilla de nuestra esperanzas. ¿Vais a tomar el código de la brutalidad y de la insensatez? Pero considerar de una vez dio código adoptarlo como banco de pruebas, no ya de vuestro corazón sino de nuestro intelecto. Si este último no lo rechaza ahora mismo vuestro cerebro no estará en Óptimas condiciones y un intelectoorientado rectamente para separar lo verdadero de lo falso. Luego de eso nosotros respondimos excitados interrumpidos el uno al otro mencionado que no era un duelo que solo era practica tiro de pistola. El más joven nos dijo que esas explosiones eran un atentado contra la filosofía. Pensábamos que nuestra reunión era más importante que todos los filósofos juntos, fue entonces cuando otros compañeros de lacompañía se dirigían al Rin a dar un paseo, mi amigo y yo alzamos las pistolas y el sonido de nuestros disparos hicieron que se fueran, al instante miramos como los filósofos sentían compasión y aterrorizados ellos les pedimos perdón por lo que habían presenciado inmediatamente les pedimos que se queden en el bosquecillo, pero que por lo menos nos permitieran estar sentados también. El viejocallado y después de tener la vista hacia el sol, les dice ¿habéis meditado? Por que no hablaban, no fumaban cuando estaba viendo el sol, estaban quietos. Mi amigo expuso sus pensamientos diciendo que había temido que un filósofo les impidiera filosofar. A lo que le pregunto después que ¿si no la había experimentado en la universidad? Era una pregunta muy embarazosa ya que en la universidad no teníanexperiencia y estábamos mal informados, no habían seguido ningún curso de filosofía. A lo que les pregunto después que si sabían ¿que era filosofar? Lo único que sabíamos era que reflexionamos sobre la manera de ser hombres cultos. Nos respondió que eso era mucho pero a la vez muy poco. La verdad nosotros no teníamos un plan de lo que queríamos analizar, solamente sabíamos que éramos inútiles, noqueríamos representar nada, queríamos carecer de porvenir, lo único que queríamos era no ser útiles para nada. Cuando estaba a punto de meditar sobre mí, le puse más atención al filósofo y su forma de hablar. Estaba atacando al joven diciendo que en estos siete años no había cambiado su mismo carácter inmutable e inteligible como decía Kant, que finalidad había tenido como filósofo, te comportas...
tracking img