Sobre el suicidio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1982 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sobre el suicidio

El suicidio es un tema tan antiguo como el hombre, sin embargo, es un acto que ha suscitado polémica a lo largo de la historia. La mayoría de las religiones han condenado el acto del suicidio moralmente, sin embargo, las leyes no pueden hacerlo materialmente. No obstante, pensadores materialistas y corrientes de pensamiento que no creen en la vida después de la muerte tambiénlo han reprobado; De la misma manera, pensadores no creyentes y algunos declarados deístas o pertenecientes a alguna religión han optado por considerar el suicidio como una “salida” valida. De donde se derivan estas diferencias tan profundas, esa es el tema que busca solventar este ensayo, analizando los argumentos tanto a favor como en contra desde el punto de vista moral y material.
En primerlugar, se analizara los argumentos históricos a favor y en contra del suicidio desde el punto de vista moral o idealista, para después generar una idea del suicidio fuera de toda concepción idealista, y analizar el acto del suicidio desde un punto de vista material, concluyendo con una idea fuerte, soportada por los argumentos que se presentaran en el ensayo, sobre la justificación o no delsuicidio.
En la antigüedad, la mayoría de griegos creían en la existencia de los dioses, debido a su cultura y un conocimiento científico básico que dejaba gran espacio para el idealismo y la religión, un motivo por el cual los grandes pensadores de la época como Sócrates, Platón y Aristóteles entre otros, condenan el suicidio, entendiéndolo como un acto de impiedad o cobardía por nombrar algunosargumentos.
Platón en su dialogo el “Fedón o sobre la inmortalidad del ama” describe los últimos momentos de la vida de Sócrates, donde éste propone principalmente dos argumentos contra el suicidio: En primer lugar, la vida de los seres vivos le pertenece a los dioses, y solo ello deciden cuando quitar la vida, “Es muy justo sostener que uno no se puede suicidar y que es preciso esperar que ladivinidad nos envíe una orden formal de abandonar la vida” y por tanto es considerado un acto impío, es decir, un acto contra los dioses. De hecho Sócrates hace la analogía de la pertenencia de los hombres a los Dioses como un esclavo que le pertenece a un amo, el cual haría mal al amo si acabase con su vida; El segundo argumento en contra del suicidio presentado por Sócrates, consiste en el argumentode la cobardía, con la analogía del centinela: “… los hombres estamos en este mundo como los centinelas en un puesto que nunca debemos abandonar sin permiso” Sin embargo, este argumento también va relacionado con la pertenencia de los hombres a los dioses, y que lo dioses nos ponen en el mundo por una necesidad especifica, por lo que no debemos acabar con nuestra vida dejando el puesto vacio.Aristóteles fue el otro gran pensador de la Grecia antigua, si bien sus ideas materialistas se oponían a la mayoría de las ideas idealistas expuestas por Platón, Aristóteles también condena el acto del suicidio, aunque con argumentos y razones distintas, claro está. Si bien, Aristóteles considera que el suicidio es un atentado contra la vida misma, un deshonra personal y una manifestación de cobardía,el principal argumento expuesto por el filósofo griego en contra del suicidio consiste en que dicho acto es un daño a la Polis griega, es decir a la ciudad como tal más que hacia sí mismo.
“En efecto, una clase de acciones justas son las que se conforman a cualquier virtud y están prescritas por la ley; por ejemplo, la ley no autoriza a suicidarse, y lo que no autoriza, lo prohíbe. Por otrolado, siempre que uno hace daño a otro contra ley, voluntariamente y sin que el otro se lo haya hecho a él, obra injustamente; y lo hace voluntariamente si sabe a quién y con qué; y el que, en un acceso de ira, se degüella voluntariamente, lo hace contra la recta razón, cosa que la ley no permite, luego obra injustamente. Pero ¿contra quién? ¿No es verdad que contra la ciudad, y no contra sí mismo?...
tracking img