Sobre la contradiccion del parlamentarismo y la democracia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3992 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SCHMITT

SOBRE LA CONTRADICCION DEL PARLAMENTARISMO Y LA DEMOCRACIA.

Hay que preguntarse que tipo de nuevas argumentaciones o convicciones son las que otorgan al parlamento su nuevo fundamento espiritual. Hoy aparece la contradicción entre las ideas liberales parlamentarias y las ideas de la democracia de masas. Habrá que ocuparse de las autoridades enmohecidas porque solo a partir de susconcepciones es posible reconocer lo específico del parlamentarismo y porque solo en sus obras recibe el parlamento el carácter de una institución fundamentada de una particular manera que puede conservar una superioridad intelectual. El parlamentarismo existe hoy como método de gobierno y como sistema político es útil; nada más y nada menos. Se puede alegar en su favor que hoy en día funcionamejor que muchos otros métodos aun no probados y que con experimentos imprudentes se podría poner en peligro el mínimo orden existente en la actualidad.

Todos los órganos y normas específicamente parlamentarios cobran su sentido solo por la discusión y la publicidad. Esto vale especialmente para el axioma de que el diputado sea independiente de sus votantes y de su partido.

¿Qué significabael parlamentarismo para aquellos liberales y demócratas alemanes que lucharon contra el sistema de gobierno del imperio? Un medio apara seleccionar a los líderes políticos., un camino seguro para eliminar el diletantismo político, permitiendo que los mejores y los más voluntariosos alcancen el liderazgo político. Resulta ya muy dudoso que el parlamento posea realmente la facultad de formular unaelite política. Hoy día este instrumento de selección ya no es juzgado de modo tan esperanzador. La elite que generan sin cesar los numerosos parlamentos de los diversos Estados europeos y de fuera de Europa en forma de cientos de ministros no justifica un gran optimismo. En algunos estados, el parlamentarismo ya ha llegado hasta el punto de que todos los asuntos públicos se han convertido en objetode botines y compromisos entre los partidos y sus seguidores, y la política, lejos de ser el cometido de una elite, ha llegado a ser el negocio, por lo general despreciado, de una, por lo general despreciada, clase.

Aquellos que creen que el parlamentarismo garantiza la mejor selección de líderes políticos ya no ostentan hoy en día dicha convicción como una fe ideal, sino como una hipótesistécnico-practica que es preciso comprobar aun en el continente. En cualquier caso, el parlamento solo será real en tanto que la discusión pública sea tomada en serio y llevada a efecto. Discusión posee a este respecto un sentido especial. La discusión significa un intercambio de opiniones; está determinada por el objetivo de convencer al adversario con argumentos racionales, de lo verdadero y locorrecto, o bien dejarse convencer por lo verdadero y lo correcto. Gentz expresa que lo característico de todas las constituciones representativas es que las leyes se generan a partir de la lucha de opiniones. Pero también este escepticismo forma parte de la crisis del parlamentarismo. Las mencionadas características de las constituciones parlamentarias, dejan traslucir que las institucionesespecíficamente parlamentarias dan por supuesto este particular concepto de la discusión.

La situación del parlamentarismo es hoy tan crítica porque la evolución de la moderna democracia de masas ha convertido la discusión pública que argumenta en una formalidad vacía. Algunas normas de derecho parlamentario, las relativas a la independencia de los diputados y los debates, dan la impresión de ser undecorado superfluo. Los partidos ya no se enfrentan entre ellos como opiniones que discuten, sino como poderosos grupos de poder social o económico, calculando los mutuos intereses y sus posibilidades de alcanzar el poder y llevando a cabo desde esta base fáctica compromisos y coaliciones. Se gana a las masas mediante un aparato propagandístico. El argumento desaparece, y en las negociaciones...
tracking img