Sociales y educación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (379 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¡Vamos a jugar!
Para muchos de nosotros la expresión ¡vamos a jugar! puede evocarnos unos maravillosos años atrás, a nuestra infancia, años en los cuales nos reuníamos una de esas tardes calurosasBogotanas, en alguna calle de la ciudad, con un grupo de amigos a jugar. Al escuchar esta sutil invitación sentía que iba a entrar a un mundo lleno de emociones y aventuras maravillosas, y ante lapregunta ¿a qué jugamos? el ramillete de posibilidades no se hacía esperar…… se escuchaban ofertas de yermis, tapo remacho, tin tin, corre corre, soldado libertado, y golosa; tan solo por mencionaralgunas de las actividades que hacían de las tardes algo inolvidable y de los amigos con los que jugábamos. Esos “parceros” inseparables, los amigos de la cuadra… interminables recuerdos que quizás consabiduría enunciaban nuestros abuelos “Todo tiempo pasado fue mejor”, ya que al detenernos a observar los juegos que los jóvenes y niños practican en la actualidad, vemos con melancolía como eldisfrute por el juego se ha limitado a pasar largas jornadas detrás de un aparato electrónico de alta gama tecnológica, playstation, el ipad, Smartphone y BlackBerry entre otros, olvidando algo tanesencial como lo es el contacto con el otro, la creación de normas, el fortalecimiento de las relaciones, el conocer el sentido de la amistad, la exploración y el conocimiento del otro, aspectos que soloson posibles cuando tenemos la oportunidad de entrar a ese mundo maravilloso que proporciona el juego…… Cabe preguntarnos ¿en qué momento fue más importante la tecnología que el hombre?, quizás sireflexionáramos sobre el particular encontraríamos que muchos de los aspectos que nuestros jóvenes viven (droga, suicidios, involucramiento en subculturas juveniles entre otras), tienen que ver con laperdida de ese sentir humano y el disfrute de las cosas pequeñas que han sido reemplazado por los “nuevos juguetes del futuro” que fabricados en formas diminutas te sumerjan en un mundo unipersonal...
tracking img