Sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (501 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEGUNDA INFANCIA.-
No hay una edad exacta para considerar la segunda infancia, pero en general se piensa entre los 6 y el inicio de la pubertad. Esta es la etapa de la escuela primaria y de losaprendizajes básicos de su cultura, por ejemplo, leer y escribir. Este período es fundamental para gestar los hábitos laborales que se podrán en juego en la vida adulta.

Si el niño tiene alguien quelo oriente como los padres y que pueda tomar como modelo de identificación, podrá aprender de una manera placentera y segura. Si no cuenta con esto, tenderá a sentirse inferior y abandonará la tareaante el menor obstáculo.

Es fundamental en esta época valorar sus esfuerzos, felicitarlo cuando algo le sale bien y ayudarlo cuando algo le cuesta. Es importante que el adulto acepte al niño talcomo es, sin intentar cambiarlo ni juzgarlo, independientemente de su aspecto físico y su inteligencia. Así, el niño podrá empezar a regular su autoestima lo que le brindará confianza y seguridad en símismo.

En esta etapa, no solo son importantes los modelos de adultos de identificación familiares y extrafamiliares, sino que también lo son sus compañeros y amigos. Es común que los niños se juntenpor sexos, las nenas con las nenas y los nenes con los nenes. Suelen ser estrictos con las normas y las reglas del grupo al que pertenecen y también crueles entre sí, por ejemplo usando apodosdescalificadores entre ellos.

Es importante en este momento tener en cuenta el juego porque a través del mismo el niño comienza a ensayar diferentes roles y aparece la imposición de normas junto con laposibilidad de elaborar psicológicamente situaciones temidas como separarse, crecer, e ideas de muerte, entre otras. En los últimos tiempos, la proliferación de la TV, el ordenador o las consolas dejuegos hacen que el niño cada vez imagine menos y se dirija hacia un pensamiento mas concreto. En este sentido sería importante que los padres puedan “equilibrar” la balanza incitando al niño a jugar...
tracking img