Sociedad bancaria de chimborazo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4155 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RIOBAMBA… UN CAPITULO DE SU HISTORIA
“Riobamba está llamada a ser con el tiempo la ciudad más imponente entre todas las del Ecuador; si algún día un ferrocarril llegare a unir Riobamba con Guayaquil, ese día Riobamba comenzará a prosperar rápidamente”, así se manifiesta Federico González Suárez en su obra “Historia General del Ecuador” como si desde ese entonces intuía lo que se aproximaba parala ciudad.
La historia suele ser un cúmulo de experiencias y vivencias que se acumulan para generar sentimientos transmitidos de generación en generación. Si bien cada generación tiene el deber cívico y moral con la tierra que lo vio nacer de engrandecerla y al morir dejarla mejor que como la recibió; varios son los personajes riobambeños y forasteros que están relacionados con todas lastransformaciones que experimentó la aldea de San Pedro de Riobamba hasta convertirse en la ciudad de las primicias.
No está por demás recordar como Sebastián de Benalcázar trasladó a Quito los tributos de “ciudad y cabeza del Reino” que en un principio se depositaron en Riobamba. Según lo aseguran nuestros más antiguos historiadores entre ellos Julio Castillo Jácome e Ignasio Paredes, fue el mismoBenalcázar quien la dejó con nombre de Villa de San Pedro, con un componente número de vecinos y cuyo gobierno quedó a cargo del Capitán don Pedro Villar –la historia cuenta que el nombre se eligió en honor a este capitán-.
El desarrollo que tomaba la Villa de San Francisco de Quito, contribuyó, sin duda alguna, para que Riobamba quedara pospuesta en la primera época de la colonia, siendo, por lo mismo,ignorada de la vida de los habitantes que quedaron desde que fue ciudad de Santiago, incluso los pobladores nuevos que pudieron establecerse.
Según documentos que constan en el Libro de Cabildos de la ciudad de Quito publicada en los años 1575-1976, al parecer los españoles residentes en Quito, tuvieron la firme intensión de hacer desaparecer completamente y para siempre la Villa de Riobamba,cuya existencia no convenía al mayor progreso de la Capital; y porque afectaba, por otra parte, los emolumentos y gabelas de las autoridades. Al oponerse a esta fundación el Alguacil mayor de Quito, Antonio de Morán, preconizaba que en poco tiempo Riobamba llegaría a tener gran prosperidad con menos cabo para los intereses de la ciudad Capital, debido a su ventajosa situación geográfica y a suexuberante riqueza de su suelo.
Esto motivó par que los españoles residentes en Riobamba, en el mes de enero de 1575, se pronunciaran en franca rebelión pidiendo el reconocimiento administrativo de la Villa, de lo cual nombraron por cuenta propia Alcaldes, Alguaciles, Regidores, Procurador y Mayordomo. Luego de apaciguar los ánimos y bajo la promesa formal de que se atendería a la fundación jurídicade la Villa, así como se recibiera una Provisión Real que con tal objeto se había solicitado.
A raíz de esta medida de hecho, el 9 de Julio de 1575 se funda la Aldea de Riobamba poniéndola bajo la advocación de los apóstoles San Pedro y San Pablo. Aquí inicia el conocido nombre de San Pedro de Riobamba, aldea humilde en sus principios, gran Villa despúes, y por fin, próspera y noble ciudad.
Elterremoto ocurrido el 4 de febrero de 1787 cambiaría la vida de la tranquilla Villa de Riobamba, dejando a su paso muerte, peste y destrucción. Varias fueron las penurias y desafíos que se enfrentó para dar paso a don José Antonio Lizarzaburu quien sería nombrado Alcalde de Riobamba en tan difícil situación, sin embargo, demostró su liderazgo al dirigir lo que sería el traslado de quienessobrevivieron al devastador terremoto hacia la llanura de Tapi, ante los ojos de varios escépticos.
Según opinión del historiador Ramos Aspurua, la brillante batalla de Riobamba-para algunos historiadores denominada Batalla de Tapi- fue la “infalible precursora de la campal batalla de Pichincha, gloriosa cuna de libertad”. Sin el 21 de Abril de 1822, se ha dicho en más de una ocasión, no habría...
tracking img