Sociedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (937 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
No hay combate político sin ideas. El que frunza la nariz porque alguien se dedique a pensar es un necio. La pelea en el terreno de las ideas es tan importante como el enfrentamiento de lacotidianeidad oprobiosa que nos atosiga. Ambas batallas hay que darlas en simultáneo, sin tregua en ninguna de las dos, sin pausa para perder el tiempo. Nadie puede decir que, en lo personal, no hago ambastareas.

Tenemos enfrente una oferta de "socialismo del siglo XXI" y hay que producir una respuesta que he considerado no puede ser otra que "la democracia del siglo XXI". Al respecto hemos creado "Lasociedad de las ideas", sin junta directiva, como un intercambio horizontal de pensamiento político, para analizar las fallas que la democracia ha presentado y presenta, para incluso modificarconceptos, para tratar de darle vuelo a un sistema que es el único posible. Para quienes se burlen del pensamiento recordemos los ejemplos de los "think tanks" norteamericanos, con numerosas fundaciones ymiles de millones de dólares gastados en la producción de ideas. Ellos son norteamericanos y lo hacen a su manera, pero allí está en Francia "La república de las ideas", dirigida por el profesorRosanvallons, que dirige este instituto en la universidad de Grenoble y a dónde van los intelectuales franceses a analizar temas como los que hemos propuesto, con influencia y oídos atentos en las élitesdirigentes y en el común de los interesados en los asuntos públicos.

Hemos estado pensando sobre "el socialismo del siglo XXI" y llegado a conclusiones que van desde el pensamiento político cubano delsiglo XIX marcado por el "destino manifiesto", desde el pensamiento jacobino pasando por la "filosofía del resentimiento" del sociólogo francés Pierre Bourdieu con su "teoría de la violenciasimbólica" hasta los viejos moldes vistos en el siglo **, sumados los elementos populistas y militaristas propios de América Latina. Si no sabemos lo que enfrentamos no sabremos cómo combatir. Por supuesto...
tracking img