Sociologia criminologica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4635 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PENSAMIENTO CRIMINOL~GICO
VOL. 1

Un análisis crítico

Roberto Bergalli - Juan Bustos Ramirez Teresa Miralles

EL PENSAMIENTO CRIMINOL~GICO
VOL. 1

Un análisis crítico

Obra dirigida por

R. BERGALLI y J. BUSTOS

Editorial TEMIS Librería B o g ~ t a Colombia 1983

O
@

Roberto krgalli, Juan Bustos y Teresa Miralles, 1983 Editorial Temis, S. A., 1983 Calle 13, núm.6-53 Bogotá - Colombia

ISBN 84-8272-283-2 (La obra) 84-8272-284-0 (V. 1)

Prefacio

Hace algo más de un par de años y con motivo de las clases que los autores daban en el Instituto de Criminología de la Universidad de Barcelona, se gestó el proyecto de preparar este libro. Con bastante ímpetu se discutió la idea que prontamente se convirtió en algo muy ambicioso: constituir con otroscompañeros un grupo más o menos estable en cuyo seno se fueran esbozando los trabajos que, expuestos y discutidos, pasarían luego a formar las diferentes partes y capítulos de un futuro libro. Con el paso del tiempo esa pretensión resultó ser poco realizable por diversas circunstancias Más allá de las cuestiones personales que impedían la realización de reuniones regulares con aquellos fines, lo quegeneraba aplazamiento de encuentros, posposición de temas a discutir y una discontinuidad en el plan de trabajo trazado para el grupo, había una razón de fondo que paradójicamente, al mismo tiempo que acabó con dicho plan de actividades, fue lo que en su origen impulsó la gestación de este libro. A ella es entonces oportuno referirse ahora, al par que se abunde en otros aspectos de este Prefacio. No esel caso de dar en este momento un repaso a la evolución del pensamiento criminológico, sobre todo en los últimos lustros. Debe confiarse en que semejante tarea haya sido ampliamente cumplida en el contenido de este libro. No obstante, conviene resaltar algo sin duda obvio para los estudiosos de los pqoblemas sociales, pero que no será superfluo recordar a los que se acerquen por primera vez a esostemas. En efecto, el origen y desarrollo de propuestas alternativas a lo que generalmente se ofrece como reflexiones tradicionales en las ciencias sociales está íntimamente vinculado a la existencia de un clima cultural en el que se respire y se admita la heterogeneidad. Pues bien, sin lugar a dudas, un clima así sólo ha comenzado a respirarse en España en época reciente. Pero, lo que es más,¿quién puede negar que lo que se ha entendido habitualmente en España por pensamiento criminológico ha estado ligado precísamente a la falta de respeto a la heterogeneidad? En efecto, es evidente que la disidencia política y social ha sido controlada mediante la aplicación más directa y abierta del sistema penal. En consecuencia, la única reflexión criminológica admitida durante las décadas de agudarepresión ha sido la afiliada a las teorías que sostienen que el delito, como comportamiento reprobable, es propio de personas que atacan el orden social y ponen en peligro la esta-

bilidad de la sociedad; o bien la emergente de aquellas que, ligadas al paradigma etiológico O de busca de las causas de semejante conducta, dirigen todos sus análisis a resaltar las razones de patología individualque pueden haber determinado al sujeto autor del hecho penal. De esta forma de pensar es bastante sencillo extraer -tal como puede comprobarse con la lectura de ciertas partes de1 presente trabajo- la conclusión de que resulta fácil equiparar disentimiento con criminalidad o diversidad con anormalidad. Esta facilidad ha convertido a esas equiparaciones en maniobras atractivas para el poder, motivopor el cual se entiende por qué fueron impulsadas todas aquellas actividades que vigorizan el sistema de orden y los aparatos de control. Así es. En virtud de la homogeneidad de los estudios crimins lógicos y la orientación seguida por ellos en España, la docencia en este terreno ha estado siempre relacionada con la formación de aquellos funcionarios que integran las llamadas fuerzas del...
tracking img